argentina_verano.jpg

He leido en la prensa que el pasado fin de semana largo ha movilizado en Argentina a alrededor de un millón de turistas que han elegido destinos para su escapada en la provincia de Buenos Aires, destacando la costa atlántica con una llegada de cuatrocientos mil visitantes. Esta importante cifra de turistas ha superado enormemente las espectativas previstas, lo que hace pensar que la temporada de verano en Argentina va a suponer un importante éxito en todos los sentidos. Los puntos más visitados y con mayor afluencia han sido Mar del Plata, Villa Gesell y el Partido de la Costa, seguidos de el resto de la costa atlántica, las escapadas a San Nicolás, San Pedro y el Delta, que también han sido bastante demandados.
Según han comunicado las empresas inmobiliarias de alquiler, la mayoría del turismo argentino elige en primer lugar los destinos costeros, seguido por la tendencia a realizar sus escapadas de fin de semana y largas estancias vacacionales a la sierra y puntos atractivos de turismo rural. De hecho, mucha gente ha aprovechado esta última escapada de fin de semana largo para comparar precios y alquilar apartamentos y propiedades de cara a la temporada de verano. También se ha hablado ampliamente de la necesidad de mantener estables los precios del sector privado con el fin de poder continuar siendo competitivos con los de Uruguay y Brasil. Por ejemplo, en Mar del Plata, que cuenta con unas cincuenta mil viviendas para alquilar, el nivel de reservas ha sido muy alto durante la última escapada larga.
Según una encuesta realizada en la Feria Buenos Aires Turismo (FEBAT), se espera que aproximadamente un ochenta y siete por ciento de los argentinos realicen algún tipo de viajes de turismo este verano, de los cuales alrededor del cincuenta por ciento manifestaron que lo harían en la provincia de Buenos Aires, predominando las zonas costeras y de playas.