Baiona, se encuentra en una pequeña bahía de la ría de Vigo. Su puerto fué uno de los más importantes de Galicia en época medieval.
En el pueblo puedes visitar dando un tranquilo paseo:
La Colegiata.
De estilo románico-gótico.
Convento Dominico Siglo  XVI.                                                                                                                                                              Pueblo de calles estrechas, con casonas blasonadas, soportales de piedra y bellos rincones tipicos marineros. Los domingos de primavera se celebra en los alrededores los «curros», recuento de caballos salvajes, que pastan libremente todo el año en las montañas de la comarca.
Se dice que se fundó en el año 140 antes de Cristo, fué codiciada por todos, desde señores feudales, portugueses, nobles gallegos, la iglesia y piratas. Tuvo lugar un hecho curioso en marzo de 1493, Martín Alonso Pinzón llegó a las costas de Baiona  al volver de su viaje a América siendo esta villa la primera de Europa que supo la gran noticia del descubrimiento del Nuevo
Mundo, para recordarlo se celebra cada marzo la fiesta medieval llamada La Arribada.
Bayona es muy visitada por sus playas de arenas blancas, es una ciudad muy animada, con muchos bares y restaurantes donde saborear los exquisitos mariscos de las rías, langostas, centollos, ostras, nécoras, camarones y almejas, se consumen frescos y en en abundancia, también sus  pescados como el rodaballo, el lenguado, la merluza, la sardina y el riquisimo pulpo «a feira».
Todo acompañado con vino blanco de la tierra, Ribeiro, Albariño, Condado y Rosal, servido generosamente en tazas de loza blanca. Prueba también los aguardientes de la tierra.
Tiene un puerto deportivo al pié del castillo donde llegan muchas embarcaciones.
El castillo de Monterreal, en una pequeña península y dentro de un recinto amurallado, es el hermoso Parador de Turismo. Su situación es fascinante. Es una fortaleza amurallada rodeada por el mar, uno de los Hoteles más singulares que se alza  sobre el océano, rodeado por las murallas, por el mar y por un hermoso bosque de pinos. Las vistas, impresionantes.
Tiene un camping con bungalow, situado en un paraje extraordinario, uno de los más bellos de la costa, cuenta con excelentes servicios, modernas instalaciones y te ofrece todo tipo de actividades.
Playas.
Playa Ladeira, Ramallosa.
Es la más alejada de Baiona, tiene unos 1.300 metros de longitud y una anchura de 15 metros, arena fina, vigilancia,restaurantes, puesto de Cruz Roja, duchas, limpieza, camping y transporte en autobús.
Playa Santa Marta, San Esteban.
Playa más pequeña y cercana, arena fina y blanca, aguas tranquilas. Cuenta con alojamientos, cámping, chiringuitos, duchas, limpieza de playas, papeleras, transporte en autobús.
Playa a Ribeira.
Playa pequeña más cerca de Baiona. Está bajo la fortaleza del Monte Boi, te ofrece todos los servícios, tiene paseo marítimo, bares con terrazas y parking. 
Playa Barbeira.
Playa pequeña en las faldas del Monte Boi, está muy cerca de la playa de A Riberia, bien protegida del oleaje un puerto y un espigón. Para llegar tiene un camino muy bonito desde la Fortaleza, pasando bajo una de sus antíguas puertas. Te ofrece todos servicios, es de arena dorada y grano medio.
Playa Os Frades.
Es la más pequeña de las playas, de unos 30 metros de longitud que se encuentra también bajo el Monte Boi, mayor oleaje que las otras, arena más gruesa y rocas, para localizarla solo tienes que seguir el paseo de Monte Boi.
Playa A Concheira.
Situada al comienzo del paseo de Martín Alonso Pinzón, a partir de esta playa comienza la zona de rompientes sobre las rocas.