Brujas,
Ciudad belga llamada la Venecia del Norte, conserva un rico patrimonio pués fue una ciudad con un gran poder económico.
La belleza de su arquitectura unida al encanto de sus canales  hace de esta ciudad, declarada  Patrimonio Mundial un destino muy atractivo para tu escapada fin de semana de este verano .
Puedes verla caminando, o desde sus canales, en coches de caballos o en bicicleta.
El centro de Brujas está entre la Markt, Plaza Mayor, y la plaza Burg, las fachadas de las casas dan a esta zona un aspecto muy armónico, con edifícios impresionantes:
El Campanario con su carillón
El campanario gótico, de los siglos XIII a XVI, es emblema de la ciudad, tiene 83 metros de altura. Es una torre con mas de 300 escalones y un aspecto que impresiona por su grandeza. Actualmente es un museo dedicado a la história del propio edificio.
Basílica de la Santa Sangre
En ella se guarda una reliquia de la Sangre de Cristo, traída de Tierra santa.
Ayuntamiento
Construido a finales del siglo XIV, con tres preciosas torres que lo realzan.
Palacio Brugse Vrije
Del siglo XVI.
Catedral de San Salvador
Es la iglesia más antigua de Brujas, construida entre los siglos XI a XV.
Nuestra Señora de Brujas
Construida entre los siglos XIII al XV, destaca su torre realizada en ladrillo con 122 metros de altura.
Brujas tiene también un rico patrimonio pictórico como la Madonna con niño, obra de Miguel Angel.
Recorridos por los canales de Brujas.
Los puedes disfrutar durante verano, otoño y primavera, es  otra manera de ver la ciudad.
Es especialmente hermoso el canal que te lleva desde la plaza de Burg hasta la iglesia de Nuestra Señora.

Cómo llegar