La ciudad de Burgos es un bello ejemplo de la época gótica, tanto la capital como la provincia.
Su impresionante Catedral domina la ciudad, a su alrededor se encuentra el casco antiguo muy bien conservado donde aún se respira su antigua y rica historia, en Burgos nació el conde Fernán González, fundador del condado y más tarde reino castellano, también el Cid, caballero y famoso guerrero en quien se une realidad y leyenda.
Muestra de esta turbulenta época medieval son los numerosos castillos y monasterios que se conservan.
Burgos, cargada de historia, una de las ciudades más antíguas de España que te ofrece una escapada fin de semana  llena de historias.
Visitas.
La Catedral. 
Edificio gótico del siglo XIII es uno de los más importantes de su estilo en el mundo. Destaca la Puerta de Sarmental y el Claustro. 
La Capilla del condestable.
Del siglo XV, es una construcción de gran valor arquitectónico.
Monasterio de las Huelgas. 
Fundado en el año 1187 por Alfonso VIII, su tumba y las de otros miembros de la familia real española se encuentran enterrados en su interior. Destaca la Sala Capitular, gótica, de incalculable valor y el magnífico claustro románico,  considerado uno de los más monumentos más importantes de España.
La Casa del Cordón. 
Antiguo palacio de los Condestables de Castilla, tiene una singular portada con un cordón esculpido en piedra.
Iglesia Nuestra Señora La Antigua de Gamonal.
Del siglo XIV, gótica con portal mudéjar.
Iglesia de San Esteban.
Iglesia gótica del siglo XIII, está cerca del Arco de San Esteban, arco árabe del siglo XII.
Iglesia de San Gil.
Gótica, del siglo XIV. Destacan las capillas de Los Castros y de Los Encinas.
Iglesia de San Lesmes.
Gótica, construida entre los siglos XIV, XV y XVI. 
Iglesia de San Nicolás.
Destaca el altar gótico-renacentísta del siglo XVI.
Cartuja de Miraflores. 
Del siglo XV.
Puerta de Santa Maria. 
Una de las puertas de la ciudad, es del siglo XVI, destaca su torre árabe junto a la Torre de Santa Maria, del  siglo XIV.
Museo Arqueológico.
Antiguas murallas de la ciudad.
Están muy bien conservadas, especialmente los trozos de la Puerta de San Esteban y el Paseo de los Cubos.

 

Cómo llegar