Cantabria, tierra antigua y noble, se dió a conocer ya hace 15.000 años con los pintores anónimos de Altamira, pero al estar al abrigo de bosques y montañas, siempre se ha mantenido un poco al margen de los acontecimientos que han sucedido en el resto de España.

escapada-cantabria.JPG
Lugares emblemáticos de Cantabria:
-Castro Urdiales, ciudad hermosísima, es una de las cuatro Villas del Mar de Castilla la Vieja.
Digna de ver en su casco antiguo es la Iglesia de Santa María, de estilo gótico, tambien posée un Castillo Templario que data de aproximadamente el año 1300, y curiosamente, dentro de esta fortaleza se encuentra el Faro. En la actualidad, Castro Urdiales es un importante puerto pesquero y una industria floreciente que le dan mucha vida.Dentro del pueblo es una gozada, pasear por sus calles y tomarnos unos vasos del oscuro vino de pellejo típico de la tierra.
-Laredo,data de los tiempos de Alfonso VIII por el siglo XII, después, estuvo en poder de los franceses. Está ubicado en una larguísima costa de 5 kms., la Playa de Salvë, donde han proliferado hoteles y lugares de ocio, que junto a la belleza natural de sus paisajes, hacen de Laredo un destino magnífico para una escapada de fín de semana.
-Santoña, antigua plaza fuerte y, en la actualidad, villa industrial y marinera.Desde Santoña, se alcanza a ver Laredo, por encontrarse ambas en una estrecha bahía con el mar de separación. Ciudad antigua e íntima, su casco antiguo nos transporta a otros tiempos, su plaza con frondosa arboleda, su quiosco de música donde se celebran bailes populares…Aparte de todo esto, son lugares privilegiados para hacer senderismo, navegar, rutas en bicicleta…en fín cualquier actividad que nos ayude a ponernos a punto.
Tierras con encanto son éstas, pues constantemente ancontramos, como jugando al mar con el verdor de las tierras en entrantes y salientes. Punta Sonabia, la Península y la Ría de Santoña, las Playas de Ris y la Isla, sin duda unas vacaciones inolvidables.

Además, si decidimos hacer una escapada de fin de semana a una de las bellas playas de Cantabria, debemos saber que aunque desde Junio hasta Septiembre, incluyendo Julio y Agosto, las temperaturas suelen bajar por las noches por lo que si decidimos huir del calor veraniego, Cantabria puede ser un bonito destino barato y económico donde disfrutar tranquilamente nuestras vacaciones de verano con nuestra familia.