Poco a poco nos vamos acercando a los meses de frío e inevitablemente comenzamos a pensar ya en las primeras escapadas fin de semana de invierno. En principio, el invierno nos trae a la mente la lluvia, pero también nos recuerda la inmediatez de los deportes de nieve, una actividad lúdica en crecimiento y que ya cautiva a muchísima gente, que esperan con impaciencia cada año la temporada de esquí para tener la oportunidad de vivir unas vacaciones únicas y relajadas.

F. Fernández Ochoa nos dejó hace algunos años diez interesantes consejos de gran experto para que preparemos nuestro equipo de esquí con efectividad y sin demasiados contratiempos. Y como ya se acerca la temporada de nieve, no está de más recordar esas puntualizaciones a los veteranos de este deporte y, por otro lado, hacer que sirva también de referencia a todos aquellos que comenzarán este año a moverse por las pistas.

En primer lugar debemos valorar los días de esquí al año y el nivel que tenemos en estos momentos. De esa forma, tendremos claras las necesidades reales en cuanto a equipamiento y no nos dejaremos llevar por la compra de equipos sofisticados ni por las marcas desde el primer momento del aprendizaje. De todas formas, si decidimos comprar un buen equipo, debemos asegurarnos de que es de bastante buena calidad, con garantía y está en consonancia a las características de cada uno.

Siempre que no conozcamos el ambiente que se mueve en el esquí, es preferible que nos dejemos aconsejar por expertos en la materia sobre lugares, material y fechas ideales para esquiar.

Debemos hacernos en primer lugar de un anorak, un pantalón apropiado o un mono. De la misma forma, no olvidar tampoco las botas, el gorro y los guantes, que forman el equipo principal del esquiador. Un detalle importante a tener en cuenta es asegurarnos de que, sea cual sea la temperatura, no pasaremos un frío excesivo ni se mojará mucho el equipo.

Recordar que, al principio, los esquíes y bastones podemos alquilarlos y una vez que vayamos dominando la situación pasar a adquirir unos que nos servirán para dos o tres temporadas.

Para terminar, un punto importante es comenzar de la mano de un instructor, lo que nos evitará correr riesgos inútiles y con seguridad aceleraremos más el aprendizaje de este deporte cada día más practicado.

Foto: Flickr