Buendía es un precioso municipio de la Alcarria de Cuenca, una villa de origen medieval situada junto al embalse del  mismo nombre y enlazando con los embalses de Entrepeñas y Bolarque.
Se encuentra en el limite de la provincial de Guadalajara, a tan solo una hora y media de Madrid, una hora de Cuenca y poco más de cuarenta minutos de Guadalajara.  Una escapada fin de semana rural de gran belleza.
Como lugar importante de turismo rural te ofrece actividades, rutas y lugares muy interesantes:
Ruta de las Caras
Caras talladas en las grandes rocas.
Restos de la muralla que rodeaba la población.
Plaza Mayor.
Con varias edificaciones de arquitectura popular.
Ayuntamiento.
Iglesia de la Asunción.
De los siglos XV y XVI.
La iglesia es de estilo renacentista, un monumental edificio , con la fachada principal herreriana.
Ermita de los Desamparados
Se encuentra en un hermoso paraje junto a un meandro del río Guadiela que corre mansamente por efecto de la presa de Bolarque.
A 5 km de la presa, al final del camino, encontrarás la Ermita en una cueva natural bajo un tajo rocoso.
El Museo del Carro
Es uno de los lugares más singulares de Buendía que te transporta a los tiempos antiguos.
Algunas de las piezas que se exponen en el museo han sido donadas por la gente del pueblo, entre los carruajes puedes ver carros de varas, una galera, uno de lanza, un carro de bueyes, carretines, una calesa y una diligencia que hacía el  trayecto Buendía-Madrid. La mayoria de los carrros son del siglo XIX y XX.
El museo se encuentra en la Casa de la Tercia, un edificio del siglo XVI donde se ambienta perfectamente la época.
Embalse de Buendia
Cerca de la sierra de Altamira, el río Guadiela forma este pantano en un entorno natural magnífico, donde puedes disfrutar practicando actividades al aire libre.
Sierra de Altomira
Cruzada por los ríos Tajo y Guadiela que forman profundas hoces;  por su riqueza natural y paisajística se encuentra en la Guía de Espacios Naturales de Castilla-La Mancha.
Hay bosque de pinos repoblados, algunos encinares y en la zona de la ermita existen pinos y sabinares.
Ciudad visigoda de Recópolis del siglo VI.
Edificada por el Rey Leovigildo para su hijo Recaredo.
La ciudad tiene una muralla y muchas construcciones donde se han encontrado cerámica y utensilios de la época.

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar