escapada-ibiza.jpg

Si dentro de nuestros requisitos para la escapada de fin de semana que estamos preparando en este verano está localizar un lugar donde la diversión y el ocio estén asegurados, que tenga preciosas playas y hermosos paisajes, que se disfrute de un clima suave y con sol en abundancia y además, que la gente sea hospitalaria y amable con el forastero, existe un lugar que reune todos esos requisitos, y podemos encontrarlo fácilmente en nuestro propio país. Se trata de las alucinantes y cautivadoras Islas Baleares.
Las Islas Baleares son un archipiélago compuesto por cinco islas y algunos islotes. Por su particular estructura, se han dividio en dos grupos: las Gimnesias, que la forman Mallorca, Menorca y Cabrera, y las Pitiusas, dela que forman parte Ibiza y Formentera.

A la isla de Mallorca se la suele llamar «la dama del Mediterráneo», porque realmente es una isla de ensueño. Su crecimiento comenzó con la llegada de algunos intelectuales y artistas que se afincaron en ella. A partir de ahí, Mallorca se fue convirtiendo en una isla de ensueño, visitada cada año por ingente cantidad de turistas y viajeros. En nuestra escapada de fin de semana, os recomiendo visitar el Auditorio de Palma, una de las mejores salas de concierto de Europa y con una oferta cultural bastante extensa e interesante.

Menorca ocupa la parte más oriental del archipiélago y es una isla con muchos contrastes y realmente con poco en común con el resto de las islas vecinas. Sin embargo, mantiene un gran atractivo y bastante magnetismo para todo aquel que la visita. Y, sobre todo, podemos destacar sus preciosas playas, su tranquilidad y la capacidad de transportarnos y hacernos olvidar el mundo exterior.

A Ibiza la llaman «la isla blanca», debido al blanco inmaculado de sus casas. Desde ya hace muchos años se ha convertido en un importante centro turístico y en una isla muy cosmopolita. Ya desde la época hippy, la isla de Ibiza es conocida en todo el mundo por sus hermosas playas y sus calas nudistas. Hoy en día, dispone de una excelente infraestructura en todo lo que se refiere a hoteles, campings y alojamientos varios, y a unos precios asequibles para todos. Es de destacar el ambiente nocturno de la isla, también muy conocido y único, con sus vanguardistas locales de moda y sus grandes discotecas.

Formentera es llamada por algunos «el paraiso pitiusa» y «la isla de los pinos», por existir en ella unos bosques muy frondosos. Es una isla pequeña que nos permite divisar siempre el mar, independientemente desde donde nos encontremos. Es famosa por sus calas tranquilas y solitarias, por sus excelentes playas y por sus grutas sumergidas.

A solo quince kilómetros de Mallorca, encontraremos la isla de Cabrera, que más que  una isla es un archipiélago, ya que la componen 19 islotes y realmente se trata de una isla muy poco visitada hasta el momento, por lo que aún se encuentra bastante virgen. Quizá contribuya bastante en este sentido el que sea una zona muy protegida, debido a la importancia que tiene su fauna y su flora. Cuenta con el Centre d’ Interpretació de Cabrera, situado en la colonia de San Jordi, donde podrán daros toda la información que necesitéis.

En general, las Islas Baleares son un paraiso mediterráneo, dignas de que las descubramos en una o en varias escapadas fin de semana de este verano.