La capital de Dinamarca es la ciudad más importante de la zona y ofrece muchos atractivos a los turistas pero hay otras bellas ciudades para visitar en  tu escapada de vacaciones, como:
Malmoe:
La localidad más importante de la región sueca de Skaane es el puente natural entre Copenhague y Suecia.
Roskilde:
Una ciudad famosa por su catedral, su museo vikingo y su festival internacional de música en verano.
Helsingborg:
Junto a la costa, famosa por su torre medieval y el palacio de Sofiero.
Helsingør:
Lugar en que Shakespeare situó el impresionante castillo de Kronborg para el drama de Hamlet.
Lund:
Ciudad universitaria del sur de Suecia, con una de las catedrales más impresionantes de Escandinavia.
Odense:
Capital de la isla de Fionia, conocida mundialmente por ser la ciudad donde nació Hans Christian Andersen.
Landskrona:
Localidad con una bonita ciudadela y desde donde puedes visitar la curiosa isla de Ven.
Barrios de Copenhague,  Nørrebro:
El barrio más pintoresco de Copenhague, multicultural.
Vesterbro:
El barrio del oeste de la ciudad, con un  ambiente de comercios de Vesterbrogade, un parque y la fábrica de Carlsberg.
Østerbro:
Uno de los barrios clásicos que se extiende desde la orilla del mar por todo el este de la ciudad y alberga lugares tan emblemáticos como el estadio Parken o el Fælledparken.
Frederiksberg:
Situado en el corazón de la ciudad, con una calle llena de vida como Falkoner Alle y uno de los mejores parques de la ciudad.
Amager:
La zona sur de la ciudad, donde se encuentran la mayor parte de las instalaciones de la Universidad, con un ambiente  de trabajadores y estudiantes.
Zona norte:
La zona del norte te ofrece atractivos naturales, excelentes playas, castillos como el de Hillerød y museos como el de Louisiana.
Zona sur:
Al sur de Copenhague con playas y parajes naturales como los de Brøndby Strand o Ishøj además del interesante museo de arte moderno Arken.

Bahía del Puerto de Copenhague.                                                                                La Sirenita , en danés Den Lille Havfrue,  ‘La pequeña señora del mar’, escultura de una sirena, que se encuentra en el Parque Langelinie, en la  Bahia del puerto, bañada por el Mar Báltico y próxima también al Real Palacio de Amalienborg, la sirenita está sobre unas rocas que se adentran en el mar. En la actualidad
 es el símbolo más conocido de la ciudad. Su fama es internacional y la visitan a diario  gran cantidad de turistas.