playagandia.jpg

Gandía está situada en plena costa valenciana. Es capital de la comarca de La Safor y cuenta con un paisaje y un clima ideales para perderse entre sus múltiples encantos durante una escapada de fin de semana durante este tiempo estival que disfrutamos. Gandía tiene, por un lado, las montañas del interior y por el otro el Mediterráneo, con unos cinco kilómetros de playa de arena blanca y cuidada, y con aguas azules y tibias. Otro punto a destacar, y que con seguridad nos hará más agradable la estancia, es su impresionante infraestructura hotelera y de servicios turísticos que la convierte en uno de los puntos más atractivos de la Costa de Valencia.
Gandía cuenta con varias playas, pero aunque puede que sean las más saturadas en verano, las dos más importantes son: la Playa del Norte, la de Rafalcait, Venecia y Lahuir. La Playa del Norte tiene un recorrido de varios kilómetros y una arena blanca y agradable. En la parte sur del puerto, rodeadas de dunas, se encuentran las playas de Venecia y Rafalcaid. Y si deseamos un ambiente algo más íntimo y disfrutar más plenamente y sin tapujos del sol y de la naturaleza, podemos acercarnos hasta la parte más septentrional de la costa, donde está ubicada la playa nudista de L’Ahuir, que tiene más de dos kilómetros de longitud, con un ambiente tranquilo y relajado.
Visitar el puerto de Gandía es un paseo recomendado por todos. El puerto está lleno de barcos, yates, veleros, chiringuitos, el Club Náutico y además es donde se concentra una gran parte de la vida nocturna de la ciudad.
Pero si deseamos pasar un poco de playa y conocer la ciudad, tendremos muchos alicientes y de interés turístico para pasar un tiempo dentro de su casco histórico, ya que Gandía cuenta con un pasado ilustre, como apreciaremos en el Palacio Ducal, en la Antigua Universidad o en su Colegiata. Porque Gandía fue ciudad ducal, título que obtuvo en época de Alejandro VI, el papa Borja. Más tarde, durante los siglos XV y XVI, la ciudad tuvo una vida cortesana bastante intensa y un florecimiento cultural y económico muy importante.
Uno de los edificios más emblemáticos de Gandía es la Colegiata de Santa María, construida entre los años 1250 y 1520. Su puerta de Los Apóstoles, que en un tiempo lució tallas de Damiá Froment, es bastante destacable. De la Colegiata podemos pasar a visitar el convento de Santa Clara, el Ayuntamiento, la ermita de Santa Ana y el hospital de San Marcos, donde se encuentra el Museo Arqueológico de la ciudad.
Puede resultarnos muy interesante, si disponemos de tiempo para ello, hacer alguna excursión por la comarca de La Safor. Podemos visitar la cueva prehistórica del Parpalló, el monasterio de Nuestra Señora de la Valldigna o acercarnos hasta Oliva, con sus barrios populares y sus hermosas playas.
No nos podemos olvidar de las fiestas de Gandía, algunas de ellas declaradas de interés turístico, y de su típica gastronomía valenciana, dos grandes alicientes para sus visitantes.
Las Fallas son las fiestas más destacadas de Gandía, pero si vamos en verano no podremos disfrutar de ellas, dado que se celebran del 15 al 19 de marzo. También es muy importante su Semana Santa, entre marzo y abril, y sus fiestas en honor de San Francisco de Borja, que tienen lugar entre el 29 de septiembre y el 3 de octubre. De todas formas, es bueno conocer estas fechas por si decidimos volver en otra época del año.

fideuagandia.jpg

La horchata, que es un refresco de chufa, y los vinos de Valencia y Utiel-Requena están presentes en la gastronomía de Gandía. Su plato más típico es la fideuá, que tiene la misma elaboración que la paella, pero en vez arroz lleva fideos. Aunque también el arroz podemos encontrarlo en múltiples recetas y cocinado de muchas maneras. Por ejemplo, son platos típicos también: el arroz a banda, que va cocido con caldo de pescado y se sirve con ali-oli; también está el arroz negro que se prepara con tinta de calamar y, como no, la típica paella valenciana. El pescado se suele preparar al horno, frito o guisado. Y para postre de una buena comida, nada mejor que una naranja de la tierra, en zumo o al natural.
Un consejo: si preparas una escapada de fin de semana a Gandía, procura realizar las reservas del hotel con la mayor antelación posible, ya que en temporada alta y debido a la gran cantidad de turistas que llegan a Gandía, todo suele estar un poco saturado.