Último paraíso del Mediterráneo.
La isla situada más al sur de las Islas Baleares, con 10.000 habitantes, Formentera es una isla llana con una altura máxima de 192 metros y unos 69 Km de costa.
Formentera es el lugar ideal para el descanso. Sus playas están en un entorno natural incomparable.
Es la menor de las islas pitiusas, por sus aguas transparentes que te sorprenderán, por sus arenas blancas, paisajes deserticos, clima templado todo el año y por su riqueza marina desde la isla de Espalmador a Migjorn, Formentera es considerada una de las mejores islas del mundo y  mejor destino nacional de buceo. Es un destino turístico perfecto para tu escapada de fin de semana.
Desde ella  puedes dar un paseo  a Ibiza y a la pequeña isla de Espalmador, deshabitada.
Sus fondos marinos son un espectáculo de color.
Es la isla mejor conservada de Baleares, con más del 60% de su territorio protegido, la construcción en terreno rústico está bién regulada y controlada, las casas de turismo rural han de hacerse según las normas, no se permiten crear más plazas turísticas excepto hoteles en zonas urbanas.
Aún así, Formentera tiene una variada oferta hotelera de más de 10.000 plazas, repartida en pequeños Hoteles, Hostales y Apartamentos turísticos, también hay casas de alquiler,  por su gran valor natural no se permite muchas construcciones, solo tiene dos complejos turísticos.
La temporada alta es de Junio a Agosto, hay que reservar pronto pués en verano es muy visitada.
Además encontrarás viviendas rurales situadas en plena naturaleza, una alternativa estupenda y diferente para disfrutar de tu escapada en esta bella isla, del trato cercano con los isleños, que son muy amables y hospitalários, para conocer sus costumbres y tradiciones y donde mejor puedes  probar los productos típicos de Formentera.
En los numerosos mercadillos y comercios encontrarás diversas artesanias, productos típicos, objetos relacionados con Formentera, cerámica, moda, sombreros, zapatos, repostería, cestería,  bisutería y joyería, recuerdos originales de la isla.
Las zonas comerciales están en el centro de Sant Francesc, encontrarás sandalias típicas, complementos de piel pitiusos, moda, camisetas con las típicas lagartijas, joyería y bisutería,   con la figura de la lagartija.
La repostería es esquisita, también el vino, la miel y el pescado seco en aceite, uno de los platos tradicionales de la isla.
Playas.
Con la excepción del complejo turístico de Es Pujols, donde hay hoteles y apartamentos cerca de la
playa, no hay más edificios que estropeen estas bellisimas playas.
Algunas playas conservan las cabañas de pescadores, todavía utilizadas actualmente . Hay muchas dunas protegidas, para preservarlas de la actividad turística, han instalado pasarelas de madera para los caminantes, ciclistas y deportistas, de vez en cuando te puedes detener para echar un descanso y disfrutar del paisaje.
Encontrarás algunos bares y chiringuitos en las playas, algunos abren durante la noche, sirven comida, bebida y hay  música
toda la noche.