Dubrovnik, o la histórica Ragusa, es una ciudad croata situada en el litoral de la región de Dalmacia.
Tiene una población de unos 50.000 habitantes y es uno de los centros turísticos más importantes del mar Adriático.
La perla del Adriático, antiguamente conocida como la Atenas eslava, es una ciudad rodeada de murallas, bien fortificada al pie de la montaña de San Sergio que se hunde en las aguas mediterráneas.
La ciudad antigua de Dubrovnik, lo que comprende el recinto amurallado, es Patrimonio de la Humanidad.
La ciudad moderna, fuera de las murallas, se extiende hasta las laderas de las montañas, hasta la misma orilla del mar y hasta las penínsulas que la rodean, como la peninsula de Lapad. Al sur, la montaña cae bruscamente en el mar.
Las grandes instalaciones turísticas, los hoteles, están en la península de Lapad, Babin Kuk y alrededor del puerto de Gruz.
Dubrovnik, con más de mil años de historia, es muy atractiva tambien por su gran riqueza artística.
Visitas interesantes:
Casco Viejo.
Ciudad medieval, rodeada por sus imponentes murallas, con sus iglesias, palacios y callejuelas empedradas por las que pasear, con total tranquilidad.
Stari Grad.
La ciudad vieja, totalmente restaurada y muy hermosa a pesar del duro bombardeo sufrido durante la guerra de  los Balcanes en 1991.
Sus edificios son en su mayoría de piedra  y todo el casco viejo está rodeado de una imponente muralla que protegía la ciudad y que tiene unos 2 kilómetros de perímetro y 16 torres de vigilancia, se puede pasear por encima de la muralla y disfrutar de las maravillosas vistas.
La Placa o Stradum.
Es la calle principal, puedes disfrutar de un hermoso paseo desde la puerta Pile hasta la famosa torre del reloj.
Esta calle se  construyó en el siglo XII, porque se decidió rellenar el canal que separaba Ragusa de la tierra firme,  unificando Dubrovnik en un solo enclave.
La Placa es visitada por miles de turistas al año, cuenta con muchos restaurantes, terrazas y tiendas.  Te sorprenderá la armonía de su arquitectura, que se debe a la reconstrucción de la ciudad después al gran terremoto que sufrió a finales del siglo XVII.
Torre del Reloj.
Es uno de los monumentos más emblemático y más fotografiado de la ciudad. La torre está situada al final de la Placa, en la puerta sur de Dubrovnik, por la que se accede al puerto viejo.
La torre del Reloj fué construida a  mediados del siglo XV y restaurada en 1929. Tiene una impresionante campana que pesa cerca de 2 toneladas y   es la única pieza que queda de la original torre del Reloj.
Los dos gatos de bronce, Maro y Baro, con forma de soldados, se encargan de dar las campanadas.
La Puerta de Pile.
Hay dos puertas de acceso a la ciudad vieja  Stari Grad, la Puerta de Pile fué la puerta principal de la ciudad, da acceso  al casco viejo de Dubrovnik.
Todavia conserva el puente levadizo que se cerraba por las noches o en caso de ataque.

 muralla