escapada-fin-de-semana-mallorca.jpg

En todo el litoral de Mallorca, en las Islas Baleares, podremos encontrar aproximadamente unas 300 playas de aguas cristalinas y arenas blanca, además de calas con mucho encanto, que son visitadas por turistas, tanto españoles como internacionales. Un detalle a destacar son los excelentes servicios que ofrecen a los visitantes. Tal sería el caso de, por ejemplo, hamacas, sombrillas, hidropedales y barcas. También, en nuestra escapada fin de semana a Mallorca tendremos ocasión de realizar deportes acuáticos, como parapente, pesca, submarinismo, surf, cuyos equipos podemos llevar desde casa o alquilar todo lo necesario para realizar estas actividades deportivas.
Hay quien dice que de todas las Islas Baleares, Mallorca es quizá el más idóneo y con más atractivo en cuanto a playas se refiere. Porque su clima es muy cálido durante todo el año y sus playas y la infraestructura que la rodea son ideales para pasar unas vacaciones o una escapada perfecta y llena de encanto, tanto si viajamos solos, lo hacemos en familia o en pareja, en una escapada romántica.
Una de las playas más importantes y que atrae más turismo al año es la de la ciudad de Palma. Situada junto al centro urbano, está considerada como una de las más cuidadas y accesibles de toda la isla de Mallorca. También son muy concurridas e importantes las playas de El Arenal, Ca’n Pastilla y Cala Estancia. Ya un poco apartadas de la ciudad encontraremos la de Formentor, Santa Ponça, Pollença, Alcudia, Illetas, Magaluf, Cala Mayor, Cala Estancia, Palmanova, Ciutat Jardi y Portals Nous. A todas ellas hay que añadir numerosas y encantadoras calas, ideales para los que buscan un ambiente más especial e íntimo. Porque, no olvidemos que Mallorca está considerada como uno de los paraisos naturistas más interesantes, al que acuden muchos viajeros todos los años para disfrutar de una escapada por playas nudistas. Una de las playas nudistas más conocidas y extensas es Es Trenc, que se encuentra muy cerca de la conocida playa de Sa Rapita. También están la Playa d’es Grell, Playa del Mago, Sa Mesquida, Cala Bella, Cala Sa Canova, Cala Varques, Caló dès Monjo y Sa Calobra, ésta última muy atractiva y montañosa.
Las opciones, en cuanto al alojamiento en cuanto a escapadas fin de semana a Mallorca, pueden ser muy variadas, e irán siempre en función, en principio, de si pensamos hacer una escapada barata, en cuyo caso deberíamos mirar las ofertas que cada día proliferan más, con el fin de conseguir buenos precios, o bien anteponemos el buen servicio y la calidad de los hoteles al tema económico. Porque en la isla de Mallorca tendremos posibilidad de alojarnos desde en una caravana alquilada o en una furgoneta, hasta disfrutar de las excelencias de hoteles de primer orden y con unos servicios exquisitos. De cualquier forma, conocer Mallorca, en las Islas Baleares, siempre nos merecerá bastante la pena.