maro-2-calas.jpg

 

 

 

 

 Maro es un precioso pueblo de Málaga de unos 600 habitantes, casi en el límite de la costa Granadina, entre Nerja y Almuñecar, perfecto para una escapada de fin de semana en Andalucía en el mes de Septiembre que está más tranquilo.
 Situado sobre un acantilado, tiene una hermosa vista al Mediterráneo, es la sierra de Almijara hundiendose en el mar de Alborán.
Durante el periodo romano fué una pequeña villa dedicada al comercio pero en la época de Al-Ándalus se ocupó más de la agricultura y derivados como la miel de la caña de azucar. En su vega del Sanguino se dan excelentes frutos gracias a su clima tropical.
Aún hoy es un pueblo dedicado a la agricultura aunque abriendose al turismo.
Este Paraje Natural se caracteriza por sus acantilados salpicados de pequeñas calas de aguas limpias y con mucha riqueza tanto en su flora como en su fauna marina.
Es un lugar de gran valor medioambiental por la cantidad de vida que alberga tanto en el espacio terrestre como en el interior de sus aguas claras.
La Posidonia oceánica es una de las especies vegetales mas significativas porque forma praderas vitales para el desove y crianza de muchos y distintos peces por lo que esta costa está declarada por la ONU como Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo y como lugar prioritario en su conservación.
Su fauna marina es espectacular siendo esta una buena excusa para darte una escapada de fin de semana y sumergirte, con gran respeto, para tener el privilegio de ver corales, esponjas, anémonas, equinodermos, moluscos, camarones, centollos y langostas, siendo los corales naranjas los más vulnerables.
Entre los peces más vistosos estan el pavo real, la doncella, el pez cardenal que se oculta en los sitios más oscuros y el tres colas, la tortuga boba y varios tipos de delfines que nadan un poco más alejados, en aguas libres. 

Lugares cercanos para visitar:
Cuevas de Nerja y Frigiliana.
ACANTILADOS para elegir a cual más bello y todos ideales para bucear.

CALA BARRANCO DE MARO
De dificil acceso, tienes que llegar a ella andando entre cañaverales y cultivos tropicales.
La recompensa: una calita de 20 m, aislada,de cantos rodados, con poca gente y de aguas tranparentes.

 PLAYA DE LA CALETA
Playa de arena, protegida por los acantilados y la vega. Tiene, por su situación un aire salvaje.
Aislada y de oleaje moderado.

PLAYA DE MARO
Es una playa de arena, de unos 500m, de más facil acceso y por lo tanto con más gente. tiene un chiringuito, duchas y aparcamiento.

 TORRE DE MARO
Llamada así porque tiene una antígua torre de vigilancia.
 Se accede por un camino entre cultivos, pinares y plantas aromáticas própias del mediterráneo.

 PLAYA DEL MOLINO DE PAPEL
Playa aislada de arena oscura, de unos 400m de larga en la que desemboca el rio La Miel.

 PLAYA DE LAS ALBERQUILLAS
Playa grande y aislada pero se puede bajar a pié.

 CALAS DEL PINO
Son dos playas separadas por unas rocas, se puede pasar de una a otra. Se ven cabras montesas al atardecer.
Su arena es gruesa

 CALA EL CAÑUELO
Tambien de arena gruesa, hay un chiringuito de piedras y plantas, perfectamente integrado en el paisaje.
  No te lo pienses, en cualquiera de estas calas escondidas del Mediterráneo podrás disfutar el fin de semana o el próximo puente del Pilar de un descanso, seguro que merecido.