Rutas por Navarra.
Selva de Irati, valles de Aezkoa y Salazar.
Ruta en coche.
La Selva de Irati situada en la cabecera del río Irati, en el valle navarro de Salazar, entre la frontera francesa, las Aezkoas y el valle de Roncal.
Otxagabia es la capital del valle.
Los caminos que cruzan el bosque son ocho y no tienen ninguna dificultad. El más corto se llama ‘Casa de los Sentidos’.
Sale de un bello paraje conocido como Casas de Irati, recorre dos kilómetros con un desnivel de 70 metros, pasa por la ermita de las Nieves y termina en el mismo lugar donde comenzó.
El río Irati.
En él se unen los arroyos Urtxuria y Urbeltza, tiene aguas muy limpias por lo que encontrarás especies casi extinguidas como el desmán del Pirineo, el tritón alpino, el visón europeo y la nutria. Además hay jabalíes y corzos en abundancia.
Jaurrieta, con 990 metros es el pueblo más alto de Navarra.
En el noreste del Pirineo navarro, se extiende la Selva de Irati, con el bosque de hayas y abetos más extenso de Europa Occidental. Al comienzo de los valles de Salazar y Aezkoa
Irati es un bosque que te impresiona por su gran belleza, quién ha estado en él y ha caminado por sus senderos  o rodeando el embalse de Irabia, no lo olvidan y lo cuentan a sus amigos con admiración una y otra vez intentando transmitir con palabras la belleza de la luz que envuelve el bosque, los rayos de esa luz que de pronto se cuela entre los grandes árboles y  sus colores, pero no hay palabras para describir tanta belleza, así que es mejor verlo en persona, pasar unos dias de escapada de vacaciones inolvidables en estos bosques.
Siguiendo los senderos puedes subir a la estación megalítica de Azpegi o la torre romana de Urkulu a 1.438 metros, en la Selva de Irati solo escucharás el murmullo constante del agua y los sonidos de los animales.

Irati dispone de áreas de descanso y merenderos.

Ochagavía.
uno de los pueblos más hermosos del Pirineo navarro, está en el pricipio del Valle de Salazar y la Selva de Irati.  Ochagavía es un pueblo con encanto que conserva su aire antíguo con su puente medieval, sus estrechas calles empedradas y el precioso caserío que se encuentra al lado del río Anduña.
Santuario de Nuestra Señora de Muskilda.
A 4 kilómetros del pueblo, es una ermita románica del siglo XII.
Centro de Interpretación de la Naturaleza.
En Ochagavía, en el que conocerás la biodiversidad del valle, su manera de vivir, costumbres y tradiciones.
Pistas de esquí de Abodi.
A 13,5 kilómetros de Ochagavía, en la carretera de Larrau.
Al oeste de la selva de Irati, muy cerca de Orreaga (Roncesvalles), podrás admirar el precioso Valle de Aezkoa, que tiene el mayor número de hórreos conservados en Navarra y las ruinas de la antigua fábrica de armas de Orbaitzeta, construida sobre una antigua ferrería medieval y declarada Bien de Interés Cultural. 
Los pequeños pueblos del valle son preciosos por su entorno tan especial y  por sus construcciones, casas y calles empedradas.
El Pirineo navarro te ofrece una gastronomía riquísima basada en las carnes de caza mayor, de ternera y de cordero y las exquisitas setas, además de sus deliciosos postres como la cuajada y excelentes quesos y patés.
Sus fiestas y tradiciones te sorprenderán, como en Ochagavía, las danzas rituales en honor a la Virgen de Muskilda, que es uno de los ritos más antíguos del Pirineo navarro, se celebra el 26 de julio y el 8 de septiembre. Los danzantes de Ochagavía interpretan siete danzas, el protagonista el personaje de el Bobo.
Los nueve pueblos de Aezkoa participan en primavera en la romería a la Virgen de Orreaga, en la vecina Orreaga (Roncesvalles).

Foto: wikipedia.org