Seguimos con esta escapada natural por las tierras de Burgos, escapada de fin de semana primaveral perfecto para disfrutar del campo, con bellos pueblos y muchos alojamientos rurales.
Monte Santiago
.
Declarado Monumento natural, acantilados habitados por buitres, y en lo alto un mágico bosque de hayas. 
En el Monte Santiago nace el río Nervión formando una cascada de casi 300 metros de altura en época de lluvias o de deshielo. Desde el mirador, colgado sobre el precipicio, disfrutarás de magníficas vista y del vuelo de los impresionantes buitres. 
El Parque Natural se encuentra en el municipio de Berberana en Burgos. 
Dentro del Parque Natural existe un centro de información donde podemos conseguir folletos con algunas rutas cortas pero que te llevan entre hermosos paisajes, podemos visitar tambien una antigua trampa para lobos,  observar al águila culebrera, águila calzada, águila real, buitre común, buitre leonado y chova piquirroja.
Monte Obarenes.
Espacio natural. El parque natural de Montes Obarenes-San Zadornil se localiza en el nordeste de la provincia de Burgos, en el límite con la provincia de Álava. En los abundantes lugares rocosos de este paisaje protegido, en especial en la Hoz de Sobrón, anidan un gran número de aves rapaces.
Se han catalogado en este parque natural un total de 128 especies de vertebrados. De las que 29 corresponden a mamíferos entre los que destacan el gato montés, la nutria, musgaño patiblanco y desmán de los Pirineos por que ya quedan pocos, junto a otras especies más abundantes como el corzo y  el jabalí. De las 76 especies de aves, 7 son muy significativas: águila real, aguilucho cenizo, águila perdicera, buitre común, tórtola común, garza imperial y búho real, además de las aves migratorias que se pueden observar en el Embalse de Sobrón y sus proximidades.
Es un lugar de gran belleza y variedad natural. Su gran atractivo lo constituyen los numerosos cañones  modelados por los ríos, pero tambièn la abundancia de agua, los bosques de hayas, encinas, acebos, enebros, boj, madroños, robles, pinos, helechos, brezos y tomillos.
Y hay pocos espacios naturales que tengan en su entorno tanta riqueza cultural.
Desde la historia y el arte que atesora la villa de Oña, con su magnífico monasterio medieval de San Salvador, hasta la pintoresca ciudad de Frías, con su castillo, sus casas colgantes y su famoso puente fortificado sobre el río Ebro.
Preciosos pueblos como Frías, Oña, Pancorvo, Trespaderne, Santa Gadea del Cid  con un número importante de construcciones medievales muy interesantes.