Observar aves es una interesante actividad que te llena de sensaciones, incluso para los que no entendemos del tema  pero que si sentimos curiosidad o sentimos  interés por vivir una experiencia natural, gratificante y muy hermosa.
No hace falta un conocimiento científico para identificarlas, en princípio sólo necesitas una guía con buenas ilustraciones.
La observación de aves en su médio natural es una afición que va en aumento, que puede convertir una escapada de fín de semana en algo más que la visita turística a un bello lugar, pero siempre con mucho respeto hácia los valores ecológicos de la zona, sin romper la tranquilidad del habitat, sin invadir su espácio sino colaborando con la conservación de las propias aves, respetándolas y disfrutando del gran espectáculo de su belleza.
España es muy rica en especies de aves, con unos 300 lugares catalogados para su observación.
Montes, llanos, costas y marismas, lugares accesibles y sin dificultad para el visitante, dan cobijo a aves comunes y fáciles de identificar así como a otras de excepcional rareza.
Hoy te voy a proponer una escapada para un turismo alternativo en Castilla y León por la diversidad de sus paisajes, sus llanuras, riberas y montañas, bosques y valles, lagos, lagunas….esto y su clima continental, contribuyen a la gran variedad biológica, a su riqueza y su calidad ambiental en sus espácios protegidos.
Zonas naturales que puedes visitar y que están dentro de la Red de Espacios Naturales de esta comunidad.  Siempre vas a estar cerca de algún paraje estupendo para observar aves, esta época es ideal para hacerlo. 
Hoces del Alto Ebro y Rudrón.
Es un Espacio Natural precioso al noroeste de la Provincia de Burgos, una sucesión de cañones, gargantas, hoces y desfiladeros por los que el río Ebro y sus afluentes se han abierto paso formando espectaculares paisajes.
Abarca los municipios de Tubilla del Agua y Valle de Sedano y parte de los municipios de Sargentes de la Lora, Los Altos, Valle de Zamanzas y Valle de Manzanedo. Todos ellos pintorescos pueblos llenos de encanto, perfectos para una escapada de fin de semana de turismo rural.
Abundan el águila perdicera, águila real, alimoche, aguilucho pálido, azor, chotacabras gris, buitre común, colirrojo real, halcón común, lavandera cascadeña, milano negro, gavilán, trepariscos y vencejo real.
Sabinares del Arlanza.
En el Centro de Turismo Rural bioclimático y sostenible, en Puentedura, junto al río Arlanza, entre Lerma y Covarrubias, en la provincia de Burgos se encuentra este espacio innovador que amplía la oferta turística de la comunidad de Castilla y León hácia un turismo orientado a la naturaleza.
Además de actividades de senderismo, cicloturismo, montar a caballo, jugar al golf, recorrer los pueblos y monumentos de la zona como Covarrubias, San pedro de Arlanza o Santo Domingo de Silos, acercarte a conocer la monumental ciudad de Burgos, la impresionante Sierra de la Demanda o los yacimientos arqueológicos de Atapuerca.
El bosque de “Los Sabinares del Arlanza” es una zona perfecta para la observación de aves, ademas de visitar las bodegas de la denominación de origen Arlanza.
Espacio natural y hábitat del Águila perdicera, águila real, búho real, buitre común y chova piquirroja.