Las estaciones de esquí de Valle d’Aosta, en los Alpes Italianos, abrieron sus puertas el día 10 de octubre, por lo que si eres amante de los deportes de nieve, ya es hora de ir preparando el equipo necesario, comenzar a encerar las tablas y preparar una escapada fin de semana a esta preciosa región italiana.
En el Valle d’Aosta tendremos a nuestra disposición 25 estaciones, con un total de 350 kilómetros en esquí de fondo y 900 kilómetros esquiables en modalidad alpina, a las que podremos acceder con un solo forfait. Estas pistas nos ofrecen grandes posibilidades de diversión, tanto si somos principiantes como si ya podemos considerarnos expertos en la materia.
De entre todas las pistas de esquí de Valle d’Aosta, las estaciones de La Thuile, Courmayeur, Pila, Cervinia (que da la posibilidad a sus visitantes de esquiar en sus glaciares naturales hasta en pleno verano) y Monterosa ski, pueden ser consideradas las mejores y más conocidas por los esquiadores.
Y después de una intensa actividad esquiando, nada mejor que prestar atención a la gastronomía de la zona. En Valle d’Aosta, además de excelentes hoteles y alojamientos, encontrarás sin dificultad magníficos restaurantes de comida típica, en los que podremos probar por ejemplo un buen risotto con boletus, el muy conocido queso Fontina, y para postre la crema de Cogne. Toda una delicia para el paladar. Y para beber unos buenos vinos de la región, que cuenta con demoninación de origen. Para guiarnos un poco, solo hay que buscar el sello «Saveurs du Val d’Aoste» en los comercios y restaurantes de la zona.
Si deseamos relajarnos después de unas horas de duro ejercicio, una buena forma es hacerlo en las termas de Pré Saint Didier. Te resultará una auténtica gozada disfrutar de su espectacular jacuzzi exterior, de sus salas de relajación y de sus saunas, entre otras excelencias que ofrece el centro.
En nuestra escapada fin de semana al Valle d’Aosta no puede faltar una visita cultural a Aosta, la que es conocida como la Roma de los Alpes, y en donde encontrarás el antiguo teatro romano de la ciudad y el Arco de Augusto, entre otras maravillas en cuanto a obras de arte se refiere. Una experiencia que te enriquecerá bastante, sin duda, en tu escapada fin de semana a Italia.