Varsovia, ciudad de contrastes entre rascacielos modernos de cristal, calles comerciales y palacios fielmente restaurados o totalmente reconstruidos.
Fuera de la ruta habitual, la ciudad te guarda algunas sorpesas como las ruinas de un edificio bombardeado o pequeños altares recordando las victimas todavía recientes.
Para disfrutar de una vista panorámica de la ciudad sube a la planta treinta del Palacio de la Cultura y la Ciencia, aquí se encuentra además un centro de información turística multimedia que te vendrá muy bién para informarte y aprovechar al máximo tu escapada de vacaciones en este bello país.
Desde este lugar puedes comprobar lo extensa y verde que es Varsovia, dividida por el río Vístula.
Es estupenda la generosidad de sus gentes y lo bueno que está su vodka.
Varsovia, por su situación en el centro del país, es la base ideal para hacer excursiones a otras ciudades polacas como Cracovia, que fué la antigua capital del reino de Gdansk y es el tesoro de Polónia.
En la plaza Rynek Starego Miasma se encuentra el Museo Historyczne Warszawa, donde podrás conocer la historia de la ciudad desde su orígenes.
La Catedral de Swietego Jana del siglo XIV.
En ella se coronaban los reyes de la antiguedad.
Barrio de Muranów.
Unos 350.000 judíos habitaban el gueto de Varsovia en 1939, donde hoy está este barrio. Quedan algunas huellas de la herencia cultural de los judíos en Varsovia como la Sinagoga Nozyk, que sobrevivió a los destrozos de la guerra y el Cementerio Judío.
La estancia en el país resulta barata pero algunos précios son como en otros paises europeos.
Los locales más caros se encuentran alrededor de Rynek Starego Miasma.
Los pubs irlandeses tienen buenos precios.
Para disfrutar del jazz en directo, el Tygmont. En pleno centro se encuentra el Underground Music Club, uno de los clubls favoritos de los jóvenes y cierra tarde, hay varios locales que abren 24h.
Clubs de Jazz.
Desant Jazz Club.
Jazzgot Cafe,
Jazz Café Helikon.
Swingo Jazz Club.
Tygmont.
Las tiendas en Polonia suelen tener un horario que va desde las 8-10 am. hasta las 6 o 7 pm., los sábados suelen cerrar pronto y los domingos no se abren los comercios.
Hay muchas tiendas de artesanía polaca, también joyas y el famoso ámbar del báltico, presente en la cultura y en el arte de Polonia desde la más remota antiguedad, es el producto estrella.
No dejes de probar el famoso pan de jengibre típico
 en Toru. Allí se hacen los  irresistibles pasteles, con miel y canela, también los encuentras en Varsovia. Los ingredientes del pan son, miel, canela y jengibre.

Fotos: wikipedia.org