Arlés.
El río Ródano se abre en dos brazos en Arlés, situada junto al cauce del Ródano en las puertas del delta más grande Francia y formando la hermosa zona de la región de Camarga, a una media hora de Nimes, cerca de Aigües Mortes y Le Grau du Roi y a una hora de Marsella. En Provenza, una región preciosa y sorprendente, ideal para pasar unos días de escapada de Semana Santa, una escapada fin de semana para descansar y visitar tranquilamente sus hermosas ciudades.  
Visitas:
Anfiteatro.
El anfiteatro de Arlés y el de Nimes son los mejor conservados de Francia. Fue construido hacia el 90 a.C. en una ladera del monte Hauture, tallado en la roca en la parte alta de la ciudad.
El Teatro.
Fué construido a finales del siglo I a. C., poco después de la fundación de esta colonia romana.
Se empezó a construir en el año 40-30 a. C., se acabó el año 12 a. C.
En el año 1651 se encontró la famosa Venus de Arlés, estatua en mármol, expuesta en el Louvre.
Las termas de Constantino.
Datan de principios del siglo IV, se construyeron en la ribera del Ródano, en ese momento el emperador Constantino I vivia en Arlés, el conjunto se componía de varios edificios.
Aún se puede ver las salas de agua caliente, las piscinas y el ingenioso mecanismo del de conducción del
aire caliente que circulaba entre los muros a través de ladrillos huecos.
Les Alyscamps.
Desde la época romana hasta la Edad Media, fue un cementerio pagano, más tarde fué cristiano, se encuentra a la entrada de Arlés.
Fué una de las necrópolis más famosas desde el Imperio Romano hasta la Edad Media, inmortalizada por Van Gogh y Gauguin.
Iglesia de San Honorato.
Templo reconstruido en el siglo XII en estilo románico, tiene una torre octogonal.
Iglesia de San Trófimo.
Ejemplo del románico y del gótico provenzal, se construyó en los siglos XII y XIV, se encuentra en el centro de la ciudad, en el barrio medieval de la ciudad, junto al ayuntamiento.
Su nombre se debe a un prestigioso obispo arlesiano, San Trophime.
Es muy interesante el claustro.
El Museo de Arlés y de la Provenza antigua.
Construido sobre los restos del circo romano en 1995, en la orilla del Ródano. En sus salas podrás ver su história a través de las colecciones que muestra, la prehistoria de la región y la época de dominación romana hasta la Edad Media.
También conocerás su forma de vida, sus creencias y relaciones, a través de la cerámica, mosaicos, monedas y esculturas. Destaca la colección de sarcófagos romanos.
El nombre de Arles está totalmente unido a los pintores impresionistas de finales del XIX y principios del XX.
Van Gogh
forma parte de la historia de la ciudad, él dejó su huella, captó la luz del mediterráneo y plasmó en sus lienzos los paisajes y la realidad de Arlés.
Van Gogh llegó a Arlés en 1888, comenzando su época más creativa, pintará más de 300 obras en sólo 15 meses.

Foto: wikipedia.org

Cómo llegar