Deciamos que Van Gogh pintó, durante su estancia en Arlés, 300 cuadros desde febrero de 1888 hasta mayo de 1889.
En ellos interpretó Arlés, con nieve, con sol, la primavera, la ciudad, la noche, la orilla del mar, sus gentes, el Ródano, los canales…. todo.
Podrás ver los lugares desde donde van Gogh pintó, unos 10 lugares señalizados:
La plaza del Forum para Le café le soir.
El puente de Trinquetaille.
El muelle del Ródano para La nuit étoilée.
La plaza Lamartine para la Maison jaune.
El patio del Espace Van-Gogh para Le jardin de la maison de santé.
La carretera a lo largo del canal de Arlés a Bouc, para las Lavanderas.
También el anfiteatro y la necrópolis de Alycamps aparecen en varios de sus cuadros.
Van Gogh dió fama a la ciudad y atrajo a otros maestros. Gauguin pintará la Arlésienne en costume.
Picasso, venía con frecuencia a la ciudad, donde tenía amigos y donde asistía a los toros, donó a la ciudad, en 1971, 57 dibujos como testimonio de su afecto.
En tu paseo por la ciudad visita el Boulevard des Lices encontrarás muchas terrazas y cafés, también en las numerosas plazas del centro de la ciudad.
El mercado del sábado.
Es uno de los más bonitos y de los más grandes de Provenza, hay legumbres, frutas, quesos, especias, carnes y pescados, flores, miel, artesanias, productos regionales, ropa, zapatos y telas.
El barrio de La Roquette.
Antiguamente de mala fama, se ha revalorizado y actualmente atrae a los turistas.
Artesanía.
Destacan los muebles de madera, los tejidos hechos de algodón provenzal, teñidos de colores cuya tradición viene de la India en el siglo XVIII. La cerámica es también muy típica.
Gastronomía.
Las aceitunas, el queso de cabra, el aceite y la carne de toro.
El Arroz de Camargue.
En la Camargue, situada en la desembocadura y delta del Ródano, se cultiva el famoso arroz de Camargue, tradicional cultivo desde el siglo XIII.
La sal de Camargue.
Extraída con mucho cuidado de las salinas de la Camargue, es uno de los orgullos de la región.
Aix-en-Provence.
Antigua capital de la región histórica de Provenza.
Situada en la depresión formada por el río Arc y el arroyo de la Torse, a unos 30 km al norte de Marsella.
Fue fundada en el 122 a.C con el nombre de Aquae Sextiae.
Es una ciudad de sol y de agua, se encuentran fuentes en todas la plazas.

En el próximo artículo seguiremos hablando de Aix-en-Provence y de otros pueblos de esta región que puedes conocer y disfrutar en tu escapada de Semana Santa, escapada fin de semana lleno de sorpresas.

Cómo llegar