mardelplata.jpg

La Fiesta Nacional del Mar, que se celebra en febrero de cada año, se encarga de abrir la temporada estival en Mar del Plata. La sede elegida como emplazamiento para la elección de la Reina es el Hotel Hermitage. Esta es una antigua tradición que se remonta al 23 de febrero de 1910, año en el que se ocurre la idea de coronar una «Reina Nacional del Mar». Para ello, se utilizó el lujoso salón principal del Hotel Bristol, donde participaron doce bellas jóvenes de la época, hijas todas de pescadores y bañeros, tal como establecía el reglamento.
Mar del Plata cuenta con 47 kilómetros de costa, con arenas doradas, espuma blanca, acantilados impresionantes, ramblas, parques y explanadas, que hacen que quien la visita se sienta rápidamente cautivado por ella. La unión de dos corrientes, una cálida que porviene de Brasil y otra más fría, llegada desde las Islas Malvinas hacen que la temperatura del agua sea grata y agradable en verano, llegando a alcanzar una temperatura de 14º de media. La arena de es grano fino, lo que la hace muy agradable para andar descalzos por la playa.
En Mar del plata podemos encontrar actividades para todos los gustos. Los jóvenes pueden disfrutar en los atractivos centros de entrenamiento que existen en la zona, mientras que los más mayores pueden dedicar su tiempo a ir de compras o a dar paseos por el centro y visitar los museos, por ejemplo. Respecto a la vida nocturna, las posibilidades de divertimento son bastante grandes. Tomar una copa, cenar en un buen restaurante, visitar el casino o asistir a una representación teatral, pueden estar entre lo más recomendable para pasar una estancia atractiva y relajada en Mar del Plata.