Göteborg es la segunda ciudad de Suecia en cuanto a número de habitantes y se encuentra en la costa oeste del país, junto a la desembocadura del río Göta Älv. Como ciudad marítima, su historia está marcada por ser uno de los puertos de entrada al país desde hace siglos, y aún se respira en ella un ambiente típicamente marinero. En las últimas décadas, la ciudad ha potenciado ese aspecto a través, sobre todo, de la gastronomía, que se ha convertido en uno de sus principales atractivos. Además de los tradicionales restaurantes dedicados al pescado y al marisco, de los que podemos encontrar para todos los gustos y bolsillos, aloja cinco restaurantes con estrellas Michelin, algo insólito para una ciudad relativamente pequeña.

Así, para empezar una visita por la ciudad, un buen punto de partida que nos dará una idea de su espíritu marinero y gastronómico, es darse una vuelta por el puerto y asistir a la gran subasta de pescados de las mañanas de martes a viernes. Si además queremos hacer alguna compra, en el mercado de Feskekörka podemos hacerla, además de almorzar en el restaurante Gabriel. Los lugareños tienen la buena costumbre de aprovisionarse en este mercado para hacer luego excursiones a alguna de las cercanas islas de la costa, en su propia embarcación o aprovechando alguno de los barcos de línea regular que parten de Saltholmen.

En Göteborg, sin embargo, además de pescados y mariscos, podemos encontrar una variada oferta de ocio y cultura, tiendas y encantadoras rutas a pie o en bici. En torno a la central Kungsportavenyn se encuentran la mayoría de establecimientos de este tipo, y en el pintoresco barrio de casas de madera de Haga se encuentran las tiendas más creativas e interesantes. El edificio de la Ópera, diseñado por Jan Izkovitz, es una marca distintiva del nuevo paisaje urbano y además cuenta con una programación de eventos culturales muy destacada.

El Museo de Arte posee la mejor colección mundial de arte romántico escandinavo, con obras de Munch, Zorn, PS Krøye y Carl Larsson, además de piezas de artistas como Rembrandt, Monet o Picasso, y el Centro Hasselblad, una sala de exposiciones fotográficas de renombre mundial. Otros museos de obligada visita son: el Museo de Diseño y Arte Aplicado Röhsska, el Centro Universeum, el Museo de la Cultura Mundial o el centro Eriksberghallen, que acoge desde la pasada primavera una pintura atribuida a Leonardo Da Vinci llamada «Y se hizo la luz», recientemente descubierta.

Fotos: VisitSweden.com
Para más información: Página oficial de Turismo de Suecia

Mi ubicación
Cómo llegar