Irlanda, una isla con mucho que recorrer

parquenacionaldeconnemarairlanda.jpg

Es verdad que, aunque Irlanda es más bien una isla pequeña, puede ser un lugar ideal para escapadas de fin de semana, sobre todo si lo que deseamos es respirar aire puro y recrearnos en las claras aguas y en sus campos vírgenes.
Irlanda tiene numerosos castillos y monumentos, lo que la convierte en un país rico en historia y con una gran conciencia social por parte de su gente. En nuestra escapada podemos optar por visitar las zonas más pobladas, como sería el caso de Dublín, que cuenta con una población de más de cuatro millones de personas o bien buscar lugares más tranquilos para visitar. Por ejemplo, las llanuras de Kildare o las montañas Wicklow. Un lugar muy interesante para visitar si nos gusta el ambiente marítimo es la gran cuenca de Shanon. El Shanon se une al Atlántico a través de tres grandes lagos, a unas 230 millas al sur. En este lugar tendremos la oportunidad de navegar en bote y disfrutar de sus aguas.
Si nos acercamos al sudeste de Irlanda nos encontraremos con unas playas arenosas y unos campos ondulados. Se trata de una zona con bastante turismo y con buena infraestructura a pie de playa. Nos resultará muy curioso el pueblo medieval de Kilkenny y la fábrica de cristal de Waterford, que podremos visitar.
Si nos acercamos a la costa oeste de Irlanda encontraremos Galway y Limerick, sus dos ciudades más importantes. Galway es famosa por el Festival de Oyster y por las carreras que celebra anualmente. Fuera de la ciudad se encuentra Connemara, un lugar lleno de montañas, tierra pedregosa, pantanos y ríos.
Si visitamos las costas del sur y sudoeste nos encontraremos con paisajes impresionantes que nos dejarán boquiabiertos. Los lagos de Killarney, la península de Dingle o el Ring of Kerry (anillo de Kerry) son algunas de las maravillas de esta zona. En Cork se celebra el famoso festival de Jazz, conocido mundialmente y se elabora cerveza negra que podremos degustar.

La gastronomía en Irlanda está basada principalmente en el pescado, patatas y carne. Es lógico que, en una isla como Irlanda, rodeada por el mar, éste le proporcione excelentes truchas, anguilas y salmones. También son destacables la calidad de sus carnes, de sus legumbres y de su excelente mantequilla.
Por ejemplo, el desayuno típico irlandés está compuesto por pan cocinado con soda y mantequilla, al que se acompaña con pastel de patata.
En Irlanda no debemos olvidarnos de tomar su café irlandés, famoso en todo el mundo. Esta modalidad de preparado del café lo inventó, allá por el año 1943, un barman llamado Joe Sheridan que lo solía ofrecer a los viajeros que llegaban desde América al aeropuerto de Shanon. Se conoce también como gaelic café y su preparación no es demasiado complicada. En primer lugar, se calienta una copa que debe ser estrecha y larga o bien abombada y con una base alta. Se le echan dos cucharaditas de azúcar morena o de caña, el contenido de una taza de café y cuatro cucharadas de whisky. Se mezcla todo bien y se le añade nata montada o líquida que deberá quedarse en la superficie. Se debe beber siempre caliente.
Otra bebida que no debemos dejar de probar al menos es la famosa cerveza negra irlandesa. Se elabora a base de cebada tostada y tiene un sabor seco y agridulce y un olor a caramelo o chocolate. La que suele tomar más la gente es de la marca «stout» que a ser posible debemos tomarla de barril y no demasiado helada. Los irlandeses suelen tomar cerveza negra con casi todas las comidas.

Interesante  Conocer Irlanda

TURISMO RURAL
Irlanda es un excelente lugar para convertir nuestro viaje en una escapada de turismo rural. Serían innumerables los lugares y las rutas rurales que podríamos hacer. He escogido algunas que recomienda Catherine Mack en su libro «Ecoescapada Irlanda» de reciente publicación.

1. Estación de montaña de Delphi, Condado de Galway: extraordinaria “ecoescapada”, entre el puerto Killary y el río Bundorragha. Practica deportes sin motor en los bosques, ríos y playas o disfruta de un baño de algas marinas orgánicas (delphimountainresort.com; desde 40€ la noche)

2. Refugio en Trinity Island, Condado de Cavan: está en su propia isla forestal y a pocos segundos del agua a pié, por lo que tras pasar el día nadando o pescando, podrás volver a la sauna en su interior (trinityisland.com; desde 700€ un fin de semana o 1.100€ una semana).

3. Cnoc Suain, Condado de Galway: casa de piedra reformada en la hacienda Connemara. Bebe en su propio «shebeen» y disfruta de actuaciones de poesía y música irlandesa junto al fuego dos veces por semana (cnocsuain.com; desde 450€ un fin de semana).

4. Old Milking Parlour, Condado de Wicklow: a solo una hora de Dublín, a minutos de las montañas Wicklow y a unos 10 km de una de las mejores playas de Irlanda: Brittas Bay (ballymurrin.ie; desde 400€ un fin de semana en temporada baja).

5. Benwiskin Centre, Condado de Sligo: desde este hostal podrás dar los mejores paseos en bici y a pié de Irlanda en el valle Gleniff Horseshoe, donde la mitología irlandesa cuenta que los amantes Gráinne y Diarmuid pasaron su última noche antes de morir (benwiskincentre.com; desde 15€ la noche).

6. Refugio Wineport, Condado de Westmeath: ni se te ocurra venir en coche, ve en tren hasta Athlone y te recogerán en la estación. El jacuzzi y las habitaciones dan al cañaveral y las aguas del Lough Ree (wineport.ie; desde 195€ la noche).

7. Casas de campo de Tory Bush, Condado de Down: conviene llegar de noche para ver el sol amanecer por la mañana sobre las montañas Mourne (torybush.com; desde 130€ la estancia durante dos noches)

8. Retiro de yoga en Clare Island, Condado de Mayo: si lo que buscas es un verdadero retiro te encantarán el estudio de yoga y la casa de campo de Ciara Cullen, en las colinas de Clare Island, con vistas al Atlántico. (yogaretreats.ie; desde 250€ un fin de semana).

Interesante  La isla de Tabarca en Alicante

9. Granja South Reen, Condado de Cork: oculto en una esquina de West Cork, rodeada por agua, junto a Lough Cluhir, el puerto South Reen al final de la carretera y las encrespadas olas del Atlántico sobre la colina. Date un chapuzón por la mañana en la bahía, ve a observar a las ballenas por la tarde y a hacer kayac en el muelle por la noche (southreenfarm.com, desde 650€ una semana; ver también whalewatchwestcork.com y atlanticseakayaking.com).

10. Hotel Gregan’s Castle, Condado de Clare: hotel familiar en lo alto de un valle de extraordinario paisaje de piedra caliza de The Burren. Toda la carne servida en el hotel es de las granjas locales y el pescado ahumado, la ensalada, los huevos y los quesos proceden de pequeños productores de The Burren (gregans.ie; desde 152€ la noche).

Haz tu comentario en relación con Irlanda, una isla con mucho que recorrer y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Irlanda, una isla con mucho que recorrer o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Irlanda, una isla con mucho que recorrer? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo:
  • Whatsapp

  • Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /homepages/38/d525380749/htdocs/escapadafindesemana/wp-content/themes/stk2020/footer.php on line 135