Cerca de Génova, en la provincia de La Spezia, hay una zona conocida como Cinque Terre, que son cinco pueblos bañados por el mar de Liguria.
Cinque Terre está situada entre Punta Mesco hasta Punta di Montenero, y comprende los pueblos de Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore.
Esta zona de la riviera liguria es muy atractiva para el turismo, es zona de montañas que se precipitan hacia el mar con una fuerte pendiente.
Los habitantes de esa hermosa tierra han aprovechado durante siglos la formación de terrazas del terreno para cultivar, sobre todo viñas.
Cinque Terre es Patrimonio de la Humanidad desde 1997, junto con Portovenere y las pequeñas islas de Palmaria, Tino y Tineto.
En 1999 se creó el Parque Nacional de las Cinco Tierras.
Monterosso al Mare.
Situado en el centro de un pequeño golfo natural, tiene las playas más extensas de la zona, es la más occidental y la más poblada de las Cinco Tierras.
Al oeste del pueblo se encuentra Fegina, que es la expansión turística, de balnearios y alojamientos, se accede por  un túnel y allí se encuentra la estación de tren.
Vernazza.
Se encuentra sobre un pequeño promontorio frente al mar, solo tiene acceso por una carretera que desciende desde la provincial.
El producto más conocido del pueblo es la vernaccia, una variedad local de vino.
Su pequeño puerto está bién cobijado en una ensenada natural que permite el atraque de barcos pequeños y medianos.
Corniglia.
Situado en el centro de las Cinque Terre, es el más pequeño de los cinco pueblos.
Es el único que no se conecta directamente con el mar.
Está sobre un promontorio de unos cien metros, rodeado de viñedos cultivados en las terrazas de la montaña, en el lado que mira hacia el mar.
Para acceder a Corniglia hay que bajar una larga rscalera, llamada Lardarina,que tiene 377 escalones distribuidos en 33 tramos, o recorrer la carretera que conecta el pueblo con la estación de tren.
Además, hay un precioso paseo entre mar y montaña que une Corniglia con Vernazza.
Manarola.
Manarola, como los demás, se encuentra entre el Mar de Liguria y la cadena montañosa que se separa de los Apeninos los Alpes Apuanos.
Manarola está en una colina, se extiende por el valle entre dos zonas rocosas y desciende hacia el mar hasta un pqueño puerto.
Después de Corniglia es el más pequeño.
Las casas se agrupan a lo largo de la calle principal, la Via di Mezzo y esta calle sigue paralela elcurso del rio Groppo.
Riomaggiore.
Está en el valle del Rio Maggiore, el antiguo Rivus Major del cual toma su nombre.
Riomaggiore es el más oriental. El centro histórico original es del siglo XIII.
Las casas se construyen en distintos niveles paralelos siguiendo el río.
El barrio de la Stazione, es de constucción más reciente, del siglo XIX, cuando llegó el ferrocarril y se encuentra en el valle del Rio Finale, llamado así por estar en límite de Riomaggiore y Manarola. Para llegar a Cinque Terra es más fácil en tren, la línea Génova-Roma conecta con estos pueblos con trenes cada hora. En coche tienes que tener en cuenta que las carreteras son de montaña y andan entre acantilados. Hay alojamientos y casas rurales, excelente comida y vinos de la zona.
Una tierra muy curiosa, cercana y distinta, con bellos paisajes, gentes agradables, un lugar distinto y cercano para pasar una preciosa escapada de verano junto al mar y la montaña.