La Garrotxa, comarca volcánica (III) – Gastronomía

En pasadas entradas hemos hablado sobre algunos aspectos generales de la comarca de la Garrotxa, en la provincia de Girona y, más concretamente, de su capital, Olot, por la que hoy concluiremos nuestro breve recorrido, al tiempo que enlazamos con algunas localidades vecinas de interés para el visitante.

Una de las características diferenciales de Olot y sus alrededores respecto a otras comarcas es, sin lugar a dudas, su gastronomía. Comer en esta ciudad supone tener la posibilidad de gozar de los sentidos y de una cocina intensa, sabrosa y consistente, fruto de un patrimonio de indudable valor. Las mejores virtudes de esta gastronomía se resumen con lo que se conoce como Cocina Volcánica, una propuesta elaborada por expertos que reune los mejores productos de la zona como los fesols (una variedad de alubias de pequeño tamaño), caracoles, nabos, setas, trufas, patatas, maíz, castañas, etc. No se puede uno perder además los excelentes quesos y embutidos caseros, la carne de caza, especialmente el jabalí, los tortells adobats y cocas de chicharrones, las farinetes de fajol y la ratafia, un delicioso licor destilado a partir de nueces verdes, aguardiente y variedad de hierbas aromáticas.

Los restauradores de la comarca crearon en 1994 esta denominación para divulgar todo este repertorio de productos autóctonos, que tienen como denominador común el hecho de ser cultivados en terrenos de orígen volcánico. Esta particularidad les da un sabor y unas texturas diferenciadas que marcan una personalidad gastronómica propia y permiten la elaboración de platos de gran categoría que acreditan la cocina de Olot y la proyectan con fuerza en el mundo de la gastronomía.

A escasa distancia de la capital de la Garrotxa y hacia el noroeste, encontramos el paisaje singular -parcialmente incluido dentro del Parque Natural de la Zona Volcánica- de la Vall de Bianya, un municipio formado por el propio valle de Bianya, del Bac, de Carrera y de Sant Ponç, donde se combinan prados, bosques y riachuelos. La vía romana del Capsacosta, que une el valle con Sant Pau de Segúries, en la vecina comarca del Ripollès, era una vía secundaria que enlazaba con la Vía Augusta en la zona de Figueres. Esta verdadera obra de ingeniería es de un gran atractivo e interés, ya que a lo largo de su recorrido se pueden encontrar paneles informativos sobre los elementos que la conforman: guardarruedas, desagües, paredes de enormes bloques de piedra…

Interesante  La Garrotxa, comarca volcánica (II) - Olot

Una quincena de iglesias románicas están repartidas por el valle, representando con su presencia el mejor testimonio de la vida en esta zona. Se trata de las iglesias de Sant Andreu de Porreres, Sant Martí del Clot, Sant Pere Despuig, Sant Martí de Capsec, Sant Andreu de Socarrats, Sant Martí de Solamal, Sant Miquel del Mont, Santa Magdalena del Coll, Sant Feliu del Bac, Santa Maria de Sacot, Sant Salvador de Bianya, Sant Miquel de la Torre, Santa Margarida de Bianya, Santa Maria de Castellar de la Muntanya i Sant Ponç d’Aulina.

Fotos: Cuinavolcanica.cat y Guillermo Pérez
Para más información: Cuinavolcanica.cat // Turismo de la Garrotxa // Turismo de Olot

Haz tu comentario en relación con La Garrotxa, comarca volcánica (III) – Gastronomía y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con La Garrotxa, comarca volcánica (III) – Gastronomía o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado La Garrotxa, comarca volcánica (III) – Gastronomía? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: