El Río Sena nace a 470 metros sobre el nivel del mar en la región de Côte-d’Or y desemboca en el Océano Atlántico, formando un estuario en El Havre, la bahía del Sena.
Longitud: 776 km
Pasa por Troyes, París, Ruán, El Havre….
El Sena es famoso por ser el río que pasa por París. En una de sus islas, isla de la Cité, se empezó a formar la ciudad y alrededor de ella creció, extendiendose en la ribera hasta convertirse en la ciudad que es hoy.
Varios de los más importantes edificios y monumentos de la ciudad se pueden apreciar paseando por el río. Tal es el caso de la torre Eiffel, el Museo del Louvre, la Défense, la Catedral Notre Dame de París, o la Biblioteca François Mitterrand.
El Sena es muy hermoso a su paso por París,; tienen una belleza especial  las ciudades bañadas por un rio y algo tienen los rios a su paso por una ciudad. Es un lugar magnífico para una escapada de fin de semana ,romántica, un maravilloso regalo para tu pareja en San Valentín.
El río nos ofrece una perspectiva nueva de la ciudad desde sus aguas. Una visión distinta de la ciudad, lejos del bullicio y de los ruidos.
Para navegar por sus aguas, hay distintas opciones:
La popular Bateaux mouches que navega por el Sena haciendo la travesía entre el Pont de l’Alma y Notre-Dame.
El Batobus que circula por el río, con paradas entre el Hôtel de Ville y la Torre Eiffel.
La Vedettes du Pont Neuf que navega desde el Pont Neuf hasta la isla de Saint Louis.
En todas estas travesias te  ofrecen almuerzo a bordo o cena con vistas de París iluminado.
También se alquilan barcos para grupos, de marzo a noviembre.
Uno e los grandes atractivos de este paseo por el Sena son sus puentes, que contribuyen a aumentar ese toque romántico que tiene la ciudad y su rio. Hay 35 puentes que cruzan el rió, de distintos
estilos, el mas antiguo el Pont Neuf construido en 1607, que cruza a la Ile de la Cité, uno de los lugares mas caros de Paris. Otros puentes son El Carrousel inmortalizado por Van Gogh, el Pont Royal construido por Luis XIV y que nos lleva a los Jardines de las Tullerias, El Pont de la Concorde, construido con piedras de la Bastilla.
Cada puente tiene su historia y pasar bajo sus arcos en barco es una experiencia muy romántica.
El Sena confiere personalidad a París. Disfruta de un paseo por sus aguas y camina por sus orillas haciendo realidad el sueño de muchos viajeros.
El Sena atraviesa zonas céntricas de París, y desde siempre ha sido un lugar de referencia
para hacer construcciones que permanecen a través de los tiempos.
En la orilla derecha, se encuentra el Ayuntamiento, más allá el barrio judío, con sus callejuelas antiguas y pequeñas plazas, la casa de Victor Hugo, el Musée Picasso, el Musée Carnavales y el Musée National d’Art Modern, el Jardín de las Tullerías, el Jeu de Paume que alberga exposiciones de arte moderno, la Orangerie, dedicada  al impresionismo y al postimpresionismo, el Arco de Triunfo al que se llega por los famosos  Campos Elíseos.
En la orilla izquierda se encuentra la Torre Eiffel, el otro emblema de la ciudad, Les Invalides, donde descansan los restos de Napoleón, también Museo del  Ejército.  No hay nada más romático que una cena navegando por el Sena y observando esta bella ciudad,  sus puentes , la Catredal , la  Torre Eiffel..y una buena compañía.