Polonia (VIII) – Lublin

Desde que en la Edad Media recibió sus derechos como ciudad, Lublin se estableció como uno de los lugares clave en el comercio con las regiones transcaucásicas, el Mar Negro, Lituania y la Rusia interior. En 1569 se firmó aquí el tratado por el que se unían Polonia y Lituania y en la misma época se instituyó el Tribunal de la Corona, un órgano especializado en juzgar a los miembros de la nobleza. Tras los casi 130 años de opresión extranjera, en 1918 se estableció el primer Gobierno provisional independiente y, ya en las postrimerías del régimen comunista, Lublin se confirmó como avanzadilla del movimiento social Solidaridad.

Diversas religiones convivieron en esta ciudad en un clima de tolerancia durante siglos, hasta la ocupación alemana en la II Guerra Mundial, siendo un centro religioso, social y cultural para los judíos polacos, al mismo tiempo que convivían las iglesias católicas, calvinistas y arrianas. También los ortodoxos de origen ruso tuvieron aquí su casa y ejercitaron una notable influencia, que hoy queda patente en la Capilla del Castillo de la Santísima Trinidad, ornamentada con frescos ruso-bizantinos de principios del siglo XV. En la mayor necrópolis de la ciudad, se encuentran los cementerios romano-católico, evangélico-augsburgo y ortodoxo, y el cementerio judío se halla en la colina de Grodzisko.

Los monumentos de obligada visita pasan por la Torre Trinitaria, desde la que podemos divisar toda la Ciudad Vieja; la colina Zamkowe, con una torre defensiva del s. XIII; el castillo, sede del Museo de Lublin; la Puerta de Cracovia (s. XIV) y el Viejo Ayuntamiento. Alrededor de éste, multitud de edificios del s. XV, cada uno de ellos con su propia personalidad, reflejada en muros, portales, ventanas, patios y sótanos, almacenes subterráneos y bodegas.

La Basílica de los Dominicos de San Estanislao es uno de los más bellos edificios religiosos del país, con la magnífica capilla renacentista de los Firlej y el fresco del Juicio Final, pintado en la cúpula de la capilla de los Tyszkiewicz. También destaca la Archicatedral barroca (s. XVII), la calle Krakowskie Przedmieście, la plaza Litewski y la Universidad Católica de Lublin, donde estudió y ejerció de profesor Karol Wojtyła, futuro papa con el nombre de Juan Pablo II.

Interesante  Carnaval de Tenerife. Una experiencia única

Fotos: poland.travel
Para más información: Página oficial de turismo de Polonia

Haz tu comentario en relación con Polonia (VIII) – Lublin y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Polonia (VIII) – Lublin o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Polonia (VIII) – Lublin? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: