Un invierno de nieve

¿Te gusta esquiar? pues si es tu deporte favorito, sepas que muy pronto (si no lo han hecho ya) se abrirán las estaciones de esquí para practicar el deporte blanco. Alta montañas llenas de diversión y cantidad de servicios de primera calidad paras grandes y pequeños.

Tú eliges donde ir. La Península cuenta con estaciones muy reconocidas y con gran historia. Por ejemplo, en el Sur, Sierra Nevada es conocida por su gran estación y por la cantidad de excursiones que podemos hacer en sus alrededores con montañas y paisajes de excepción.

En lo más bajo, Granada es uno de los destinos que podemos visitar. Su Alhambra, las calles llenas de arquitectura mozárabe… de vuelta a las pistas por la noche se realizan toda clase de actividades para pasarlo en grande, con nuevas zonas de bares, discotecas y diversión.

Si miramos al Norte, los Pirineos Aragoneses ofrecen las mejores pistas. Lo mejor de todo es su paisaje, pues desde ellas podemos ver sus montañas y los pasajes. Astún, Cerler, Panticosa, Formigal… casi llegando a Francia son estaciones que se renuevan cada año para ofrecer lo mejor a todos los esquiadores.

Parques infantiles, pistas para avanzados, pistas para los que se inician, esquí nocturno, escuelas de esquí y la posibilidad de alquilar todo lo indispensable para deslizarnos en las pistas. Además, ofrecen alojamientos de montañas con cierto encanto. Con casas de piedras, madera, con balnearios para relajarnos, con tiendas, con productos típicos de la zona…

Son verdaderas escapadas románticas porque durante el descanso en las pistas, nada mejor que visitar alguna de las iglesias románicas que se extienden en los pueblos de la zona. También podemos realizar excursiones al Monte Perdido o practicar algún deporte de aventura, gracias a su abrupto paisaje.

Los pirineos aragoneses dan para mucho, pues ofrecen pistas de esquí de gran renombre y donde se han celebrado eventos y competiciones muy importantes. Ofrecen, además, actividades novedosas, como las nocturnas que permiten esquiar durante la noche en determinadas zonas y siempre con antorchas, esquiar tirados de perros o hacer iglús… la mar de original.

Los pirineos catalanes esconden cierto encanto y una serie de pistas para los más atrevidos y aquellos que quieran iniciar, hay de todo. Un ejemplo lo tenemos con Baqueira-Beret, una de las más modernas y diversas, caracterizadas por algo de glamour, pues es la escogida de los famosos en invierno.

Interesante  Una escapada barata a Aragón

Sus alojamientos no son menos sofisticados y ofrecen una gran cantidad de servicios, como grandes spas y balnearios donde ver la nieve y las montañas al fondo, ¡como de película!

Algo más asequible es la pista de la Vall de Núria, de dimensiones algo más reducidas, pero con una gran oferta para grandes y pequeños, con el atractivo de poder visitar su santuario, un museo, una tienda típica con productos de la zona y dos alojamientos con todo lujo de comodidades.

Para llegar a Núria sólo lo podemos hacer a través de un único transporte, el cremallera, un tren que va por la montaña y que es respetuoso con el medio ambiente. Es una experiencia agradable que permite contemplar los paisajes únicos entre montañas abruptas y precipicios.

Boí Taüll es otra opción realmente interesante porque está enclavada en valle con historia. Ello hace que, además de las pistas, ofrezca otro tipo de atractivos, como son las iglesias románicas de Santa Maria y Sant Climent de Taüll, un conjunto arquitectónico de gran valor que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Foto: http://www.boitaullresort.com

Haz tu comentario en relación con Un invierno de nieve y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Un invierno de nieve o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Un invierno de nieve? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: