dublin-irlanda.jpg

Dublín es una ciudad dinámica y con muy buen ambiente. Lo notarás tanto si vas como turista en una escapada de fin de semana, como estudiante o en busca de trabajo. Pero no es un lugar con muchos monumentos, lugares de gran belleza, o numerosos museos. Lo que llama la atención no es nada de esto, sino el buen ambiente y la vida que se respira en sus calles.
Existen vuelos muy baratos hacia Dublín desde España, y tan sólo está a dos horas de aquí. Esto ha hecho que sea un destino muy solicitado para los viajes de fin de semana. Además, el alojamiento también puede salirnos muy barato, ya que abundan los albergues, hostales y casas de huéspedes. Pasar unos días en esta ciudad puede ser una experiencia muy grata por muchas razones. Principalmente, como ya hemos dicho, por sus gentes y su ambiente. La vida nocturna en Dublín ofrece muchas posibilidades. Gran número de locales distintos, para todos los gustos y edades, por lo que la diversión está asegurada.
Irlanda tampoco destaca por su gastronomía, ya que se basa normalmente en carne combinada con patatas en estofados, el pastel de carne conocido como Shepperd´s Pie, las salchichas o el bacon, un poco diferente al que estamos acostumbrados a comer en España. Así que nuestra linea corre peligro si nos abandonamos mucho tiempo a la comida típica irlandesa, aunque si sólo es para una estancia de unos días, no tendremos problemas con los michelines o la celulitis. Para evitar esto, lo mejor es dar largos paseos por las calles de esta alegre ciudad y mezclarnos con sus gentes, que abarrotan el centro a todas horas.
Algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de viajar a Dublín son, por ejemplo, recordar que en el Reino Unido conducen por la izquierda. Ten cuidado si alquilas un coche o a la hora de cruzar la calle. También los enchufes son diferentes, ya que tienen tres clavijas, por lo que deberás conseguir un adaptador si quieres usar alguno.
Dublín puede ser un destino perfecto para tus próximas vacaciones.