Siguiendo los pasos del Cid puedes disfrutar de una escapada fin de semana rural, divertida, en un entorno hermoso lleno de historia . El Camino del Cid al destierro te llevará por preciosos pueblos y campos y tendrás la oportunidad de probar su excelente cocina.
Cetina.
Esta villa fué favorecida en el siglo XII con un fuero especial, para la repoblación en la peligrosa zona fronteriza.
El castillo de Cetina fue transformado en palacio-residencia, se conserva una interesante torre gótica y la capilla mudéjar en la que se casó el gran escritor Francisco de Quevedo.
Alhama de Aragón.
Su nombre es de origen árabe, tiene aguas termales con propiedades curativas que ya explotaron los romanos. Rodrigo, el Cid, atravesó este término cuando iba al destierro.
El monumento más importante es su torreón defensivo de origen árabe remodelado en el siglo XIV.
Bubierca.
Rodrigo pasó por esta pequeña población en su camino hacia Valencia.
Ateca.
Es uno de los enclaves más importantes del Camino del Cid.
Conserva restos de su fortaleza y de la muralla que la protegía.
Destaca el esbelto campanario de la iglesia de Santa María, de estilo mudéjar aragonés y la llamada Torre del Reloj.
Alcocer.
Cerca de Ateca, fué escenario de una de las más duras batallas del Cid en su camnio hacia el destierro, en la que quedó vencedor junto a sus hombres.
Terrer.
Pequeño pueblo situado en una vega muy cerca de Calatayud.
Trás la victoria en la Batalla de Alcocer, todas estas poblaciones tenian que pagar tributo al Cid, el Caballero castellano.
Puedes ver en Terrer una de las iglesias más importantes del mudéjar aragonés y su torre campanario.
Calatayud.
Hermosa Villa que se extiende en la vega que forman los ríos Jalón y Jiloca, protegida por una cadena montañosa.
Calatayud se fundó a princípios del siglo VIII, fué una ciudadd poderosa lo demuestran sus construcciones defensivas que unidas a la muralla formaban una red dificil de asaltar, a la que pertenecen:
El Castillo de Ayub.
Castillo de La Peña.
Torre Mocha.
Castillo de Doña Martina.
Castillo del Reloj.
En el año 1120 la ciudad pasa a manos cristianas, la conquistó el Rey aragonés Alfonso I el Batallador.
Visitas interesantes:
Colegiata de Santa María la Mayor.
Está construida sobre los restos de la antigua mezquita mayor de la ciudad, en ella destaca la hermosa torre campanario, octogonal y repleta de figuras geométricas decorativas.
Torre de la Iglesia de San Andrés.
También octogonal y decorada con motivos geométricos
Templo de San Pedro de los Francos.
De estilo gótico, levantada sobre una obra anterior posiblemente románica. Disfruta de tu escapada fin de semana tras los pasos de este Caballero Castellano.

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar