El Bosque – Benamahoma.
Ruta para disfrutar con los niños o con amigos,  un paseo especiamente hermoso en un tramo de rio totalmente limpio y lleno de vegetación para tu escapada  vacaciones porque todo el Parque Natural de Grazalema te ofrece muchas rutas sorprendentes y preciosos pueblos. 
El río Majaceite o Guadalcacín.
Río de la provincia de Cádiz, principal afluente del Guadalete, recorre el Parque Natural de la Sierra de Grazalema. 
El río Majaceite entre Benamahoma y el Bosque.
El río Majaceite nace en Benamahoma, donde se le denomina también río El Bosque hasta su confluencia con los ríos Ubrique y Tavizna en el embalse de Los Hurones.
A partir de aquí, toma dirección oeste hasta llegar al sur de Arcos de la Frontera, a la llamada Junta de los Ríos, donde afluye finalmente el Guadalete.
Sus afluentes son, aparte del Ubrique y Tavizna, el arroyo del Caballo, el arroyo Astillero, el arroyo de la Zorra en la margen izquierda y el arroyo Garganta de Echevarría, el arroyo Benajimas y el arroyo Mazorcán en la margen derecha.
Recorrido El Bosque – Benamahoma.
El sendero del río Majaceite que une El Bosque y Benamahoma es de poca dificultad, te permite ir junto al rio y disfrutar de su ribera esplendida fresca, es transitable todo el año y el paseo,  dura unas dos horas y media más lo que quieras entretenerte bañandote o explorando.
Los chopos, sauces, adelfas, lianas, zarzas, r rosales, clemátides y madreselvas son los árboles y
arbustos más frecuentes y un variado matorral, así como laureles y frutales, plantados por los lugareños para su consumo, además de los helechos, que forman un tupido manto a orillas del río y dan refugio a la abundante fauna.
Por el camino, irás encontrando antiguos batanes, en los que se trataba, aprovechando la fuerza del agua y golpeando con palas de madera, los tejidos de lana antes de ser usados, así se conseguía que las mantas y ponchos fueran resistentes e impermeables.
Podrás ver y oír gran cantidad de aves, como la lavandera cascadeña, el ruiseñor con su fuerte canto, las currucas, herrerillos, carboneros y algún Martín Pescador, pero éste en otoño y primavera.
A medida que avanzas hay más sauces, que brillan con el sol y dentro del agua verás truchas, barbos, alguna culebra de agua y si la fortuna y el silencio te acompaña, podrias ver a la tímida nutria.
Durante este tramo el río corre entre la Sierra del Labradillo y la Sierra de Albarracín, con rápidos y pequeños saltos.
Luego se ensancha el terreno en una zona , donde funcionó hasta el 1963, la llamada Fabrica de la Luz o Eléctrica de la Sierra, aún se conserva el edifício.
A partir de la Fábrica de la Luz el río serpentea por la vega entre cultivos, aunque, en las orillas se mantiene el bosque galería con sauces, fresnos, olmos y chopos.
La vega se va abriendo y te encontrarás con en el Molino de Arriba, más adelante el pueblo de El Bosque y la segunda piscifactoría truchera junto al Molino de Enmedio, el Albergue y Campamento Juvenil.
Aquí puedes acabar la ruta, cerca del Hostal las Truchas, donde puedes descansar y saborear unas excelentes truchas con jamón.
Fuera de la ruta hay otro molino, llamado Molino de Abajo, que es el único en condiciones de uso y que se puede visitar prévia cita telefónica.
Cuando el rio deja el pueblo, atraviesa algunas vegas y desemboca en el pantano de los Hurones.
En los alrededores de la ribera encontrarás el típico  bosque mediterráneo en el que predomina la encina y el acebuche, el quejigo y el algarrobo.

Fotos: wikipedia.org