Durante el verano, la vida de Menorca generalmente fluye en torno a sus hermosas playas. Si estamos preprando ya nuestras escapadas fin de semana para este verano, será una buena idea reservar una de ellas al menos para disfrutar del sol, las playas y el ambiente tan especial que se vive durante la época estival en esta preciosa isla de las Baleares. Porque, como otras islas de España, Menorca dispone de una hermosa costa, llena de belleza y digna de ser visitada y vivida al menos durante una escapada de fin de semana.
La gran variedad de playas de que dispone la isla, pone en nuestras manos un amplio abanico de posibilidades que nos permitirá elegir las que más nos gusten. Incluso, aunque seamos exigentes, Menorca tiene con seguridad la playa que andamos buscando para disfrutar de nuestras vacaciones de verano.
En Menorca, las playas son mucho más tranquilas que en el resto de las islas del archipiélago balear, lo que nos permitirá disfrutar mejor del sol y del agua del mar, incluso en lugares apartados, y conseguir además el bronceado ideal que estamos buscando para este verano.
En general, en las playas más importantes de Menorca suele haber socorristas durante todo el verano y cuentan con una excelente infraestructura para que el visitante se sienta lo más cómodo posible y pueda disfrutar plenamente de todo lo que la isla puede ofrecerle. De todas formas, hay que tener en cuenta que las playas de Menorca suelen ser muy tranquilas y seguras. Entre las más importantes, destacamos las siguientes: Son Bou, Cala Binisafuller, Cala Alcaufar, Cala en Porter, Cala Mitjana, Cala Macarella, Son Xoriguer y Cala’n Bosch, Playa de Ferragut, Arenal d’en Castell, Cala Mesquida, Els Canutells, Cala Binibeca, Punta Prima, Sant Tomás, Cala Galdana, Arenal de Son Saura, Cala Pregonda, Son Parc y Es Grau. También en Ciudadella Also encontraréis otras playas muy atractivas también, como Cala en Forcat, Cala en Blanes, Cala en Brut y Cala Blanca Santandaria.
Así que no lo dudes, solo tienes que buscar viajes baratos a Menorca para este verano, meses de junio, julio, agosto y septiembre, y preparar el equipaje y el traje de baño para disfrutar de lleno de las playas de aguas cristalinas y arena limpia que nos ofrece esta maravillosa isla de Baleares.