paris-francia.jpg

París es una ciudad de gran belleza, con un encanto poco común. Una ciudad cargada de plazas, cafés, museos, hermosos edificios…creo que hace honor a su fama como ciudad romántica donde pasar un fin de semana inolvidable. Probablemente siempre nos quedemos con ganas de más y con la intención de regresar y conocerla más a fondo.
Se trata de una ciudad llena de matices, de vida, de contrastes. París recibe el nombre de «Ciudad de la luz». Esto es debido a que fue la primera ciudad en instalar la luz eléctrica en sus calles, hecho que impresionó al mundo entero. Aunque se puede pensar que este sobrenombre es debido a que Francia, y en concreto París, siempre ha sido un lugar adelantado a su tiempo y promovedor de importantes cambios. En este país se luchó por la libertad, igualdad y fraternidad durante la Revolución Francesa, así como los derechos del hombre.
Esta ciudad tiene la particularidad de que no tiene un centro definido ya que no ha ido absorbiendo otras ciudades de su periferia, aunque el límite entre ellas sea casi inexistente.
Existen numerosos museos que visitar en París, como el Louvre, Museo Rodin o El Carnavalet entre otros. Barrios por los que debemos pasear, como el conocido Montmartre o el Barrio Latino. Si lo estais buscando es un fin de semana romántico, una buena idea es un crucero nocturno por el Sena o asistir a un espectáculo típico parisino como pueden ser los cabarets.
En definitiva, si visitas París seguro que no te arrepentirás, sino que te quedarás con ganas de volver porque es mucho lo que nos ofrece esta «Ciudad de la Luz».