Toscana, una región con encanto (y VIII) – San Gimignano

La provincia de Siena, además de su famosísima capital, esconde además decenas de rincones con un encanto especial. De entre todos ellos, destaca la localidad de San Gimignano, una villa que, pese a sus reducidas dimensiones, es ya conocida en el mundo entero por su arte y por sus preciados vinos blancos.

Declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad, su fama se debe a 13 altas torres -en su momento fueron más de 70- que la dotan de una elegancia y personalidad únicas, y a su riqueza en obras de arte. Por si esto fuera poco, aquí se produce la exquisita Vernaccia de San Gimignano ya desde el siglo XIII.

El Duomo, acabado en 1148, se considera uno de los principales museos de la región. Construido sobre tres naves, contiene numerosos frescos de escuela florentina: el de San Sebastián de Benozzo Gozzoli, las Historias de Santa Fina de Domenico Ghirlandaio, estatuas de madera de Jacopo della Quercia. También en el Palazzo Comunale, donde actualmente tiene su sede el Museo Cívico y la Pinacoteca, encontramos obras maestras de autores como Pinturicchio, Benozzo Gozzoli, Filippino Lippi, Domenico di Michelino, Pier Francesco Fiorentino, además de la Sala de Dante, con la Maestà de Lippo Memmi y el privilegiado acceso a la Torre del Podestà o Torre Grossa, de 54 m y 7 siglos de antiguedad.

Junto al Duomo se encuentra la Piazza Cisterna, de forma triangular y realizada en el s. XIII siguiendo la suave pendiente natural del terreno. Con la función original de alojar el mercado, las fiestas y los torneos de la ciudad, debe su nombre al pozo público realizado en 1287, que cuenta con una monumental base octogonal de travertino. No es difícil apreciar todavía sobre la piedra los surcos dejados por el arrastre de los cubos de agua durante siglos.

En el lado suroeste se abre el Arco dei Becci, resto de las antiguas murallas del s. X. Ante el pozo encontramos la Casa Silvestrini, antigua residencia de peregrinos, más tarde de huérfanos (s. XVI) y, desde 1918, hotel. Próxima a ella, el Palazzo Razzi, hoy sede de un banco; una torre del s. XIII y el Palazzo Tortoli-Treccani, caracterizado por una doble fila de arcos y pequeñas columnas de mármol.
Sobre la plaza asoma también la llamada Torre del Diavolo (la leyenda cuenta que debe su altura a la intervención demoníaca) y las torres de la familia Ardinghelli.

Interesante  Septiembre de fiestas en España

Fotos: Guillermo Pérez
Para más información: Turismo de San Gimignano

Haz tu comentario en relación con Toscana, una región con encanto (y VIII) – San Gimignano y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Toscana, una región con encanto (y VIII) – San Gimignano o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Toscana, una región con encanto (y VIII) – San Gimignano? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: