De Madrid a Toledo de fin de semana

A veces, las escapadas de fin de semana no tienen por qué llevarnos a lugares lo más lejanos posible y para los que tengamos que sacrificar gran parte del tiempo, hasta cierto punto un poco limitado, de que disponemos a las esperas en aeropuertos y estaciones de tren. Existe también la opción de visitar ciudades que tenemos a un salto casi y que muchas veces desconocemos, ya que su visita la solemos ir dejando a un lado por parecernos, quizás debido a la cercanía, poco exóticas. Y puede que estemos en un error y sí merezcan tanto o más la pena que otros lugares más lejanos y aparentemente más exóticos. Pero el exotismo es algo muy relativo. Este podía ser el caso de ciudades como Toledo, a treinta minutos solamente de Madrid y que alberga joyas arquitectónicas y derrocha arte por todos lados.
Toledo es una ciudad pequeña, casi como un pueblo grande, con su casco antiguo situado en un cerro rodeado por el río Tajo. Uno de los placeres de Toledo es caminar por sus calles, entre edificios de diferentes estilos y de épocas diversas, con toda la solera que eso representa para cualquier ciudad. Recordemos que es esta mágica ciudad convivieron durante siglos judíos, cristianos y musulmanes, siendo una de las más importantes ciudades del mundo durante la Edad Media, ya que allí se creó un importante centro para el comercio, el arte, la banca y la industria.
Toledo es una ciudad para dejarse llevar, para olvidarse del tiempo, para recorrer quitamente sus calles que nos transportarán fácilmente al pasado glorioso de la ciudad. Es una ciudad con muchísimos puntos de interés y algo obligado en nuestra escapada de fin de semana es una visita a la Catredral de Santa María de Toledo. Se trata de un edificio realmente impresionante para el visitante. Las vidrieras, el coro, la nave principal y sus capillas laterales son algo digno de ver y de que nos recreemos durante un tiempo.
El coro de la catedral, que está situado entre el altar y los fieles, nos llevará un tiempo visitarlo si deseamos recrearnos en los muchos detalles interesantes que tiene. Por ejemplo, los tallados de la sillería son preciosos, con sus fragmentos bíblicos finamente trabajados. La sacristía es otro punto a visitar dentro de la catedral. Allí podemos admirar un auténtico museo, con obras de El Greco, por supuesto, de Tiziano, de Goya, etc. La capilla de San Blas, anexa al claustro, nos mostrará una decoración y unos frescos preciosos, aunque algo deteriorado, posiblemente debido a la humedad.
Cerca de la Catedral encontraremos la iglesia de San Ildefonso. Desde sus torres podremos admirar la ciudad y sus alrededores. También por la zona se encuentra la Mezquita del Cristo de la Luz, también llamada Bab al Mardum. Cuenta la leyenda que cuando Alfonso VI entró en la ciudad en el año 1085, su caballo resbaló y cayó de rodillas al pasar por donde estaba situada la mezquita, lugar que podemos encontrar en la actualidad señalado con una piedra blanca en el pavimento. También se cuenta una leyenda sobre alguien que excavó en el muro y encontró allí una imagen de un Cristo crucificado, con la curiosidad de que a la imagen la acompañaba una lamparilla de aceite que había estado encendida durante más de trescientos años.

Interesante  Toledo, provincia y rutas. Semana Santa

sinagogadeltransito.jpg

Toledo, sobre todo, huele a El Greco, pintor que, aunque griego de nacimiento, vivió y murió en esta ciudad y allí tiene su casa, que nos resultará muy interesante e ilustrativa visitar. Originalmente, este edificio fue el palacio de Samuel ha-Leví, quien fue tesorero del rey Pedro I de Castilla y constructor de la sinagoga del Tránsito, que se encuentra frente a los muros del jardín. Esta sinagoga tiene una estructura sencilla pero con una magnífica decoración interior. En Toledo existe también otra sinagoga, la de Santa María la Blanca, construida entre los siglos XII y XIII, y que tuvo que afrontar alguna vicisitudes a lo largo de su historia. Y ya que estamos hablando de cultura judía, un sitio importante a visitar es el Museo Sefardí, contiguo a la sinagoga del Tránsito. Se trata de un museo muy interesante que guarda importantes hallazgos arqueológicos y objetos de culto importantes. Aún se conserva en Toledo el arquillo de la antigua judería de la ciudad, desde donde se marcaron muchos destinos de la historia medieval de España.
En algún momento de nuestra visita a Toledo no podemos dejar de probar el mazapán, independientemente de la fecha de nuestra visita, ya que lo elaboran durante todo el año. Según los filólogos, el término mazapán puede atribuirse al árabe «mantha-ban», que significa «rey sentado», ya que al principio llevaban impresa esta figura, que hay gente que relaciona con el rey sentado que aparece en el escudo heráldico de la ciudad.
Pero, quizás lo más significativo de Toledo sea el Alcázar, con unos orígenes que se remontan a la época romana. Fue residencia de Carlos V y más tyarde convertida en prisión en el año 1643. Más tarde, ya durante el reinado de Carlos III, se convirtió en Real Casa de la Caridad, hasta que ya en nuestros días es la sede de la Biblioteca Regional de Castilla La Mancha.

gastronomiatoledo.jpg

Comer en Toledo es como un viaje en el tiempo. Es una cocina muy arraigada en sus costumbres y tradiciones, con un número bastante elevado de recetas donde se mezcla lo morisco con lo cristiano, dándole una peculiaridad única. Entre sus especialidades está el cordero asado o guisado, como cuchifrito, que se prepara con huevo, tomate, azafrán y vino blanco. También encontraremos platos de perdiz, bien con pochas o estofadas, que se suelen servir con patatas al vapor. Aunque lo que le ha dado más nombre y una fama internacional merecida es el queso manchego. Queso elaborado con leche de oveja o de vaca y envejecido después. Y para acompañar, nada mejor que un buen vino de sus denominaciones de origen.
Hemos visto que, sin tener que desplazarnos demasiado podemos realizar una escapada de fin de semana soprendente, disfrutar de buenos platos, magníficos hoteles y llenarnos de cultura antigua, todo a la vez.

Interesante  El Parador de Oropesa - Parte 1
Haz tu comentario en relación con De Madrid a Toledo de fin de semana y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con De Madrid a Toledo de fin de semana o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado De Madrid a Toledo de fin de semana? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: