Disfrutar del encanto de Cuenca

Si viajamos en una escapada fin de semana a Cuenca, tendremos el placer de visitar una ciudad de entre las candidatas a ser Capital Europea de la Cultura en el año 2016, además de estar declarada Patrimonio de la Humanidad.
Cuenca es capital de la provincia de su mismo nombre y forma parte de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Esta preciosa y encantadora ciudad está dividida en dos zonas que encontraremos muy bien diferenciadas: por un lado, se encuentra la ciudad antigua, que es la que más solemos conocer por cerro rocoso, bordeado por el río Júcar al norte y el río Huécar al sur. Y ya en la parte oeste y sur de la ciudad antigua encontraremos la ciudad nueva.
Si nos acercamos hasta el casco antiguo de la «ciudad alta» nos llamará la atención su marcado trazado medieval y que comienza en la parroquia de Nuestra Señora de la Luz, junto al puente de San Antón. Desde allí, lo ideal es disfrutar del paseo por sus escaleras y cuestas, por sus arcos y callejuelas, y admirarnos con las hermosas perspectivas que se nos pondrán delante de nuestros ojos. Podremos realizar una parada en la iglesia de San Felipe Neri, que cobra todo el protagonismo durante la Semana Santa, cuando se canta allí el tradicional Miserere. A continuación podremos desplazarnos hasta la Plaza de Torre Mangana, uno de los símbolos más conocidos de Cuenca y desde la que, al tratarse de una atalaya, tendremos ocasión de disfrutar de excelentes vistas. Cerca de allí se encuentra el Museo de la Ciencia.
Un lugar que no debemos dejar de visitar es la Plaza Mayor de Cuenca, con sus pintorescos arcos del Ayuntamiento y la Catedral de Nuestra Señora de Gracia, de estilo gótico y edificada sobre una antigua mezquita. Esta Plaza Mayor de Cuenca también es ideal para que paremos un poco en nuestro recorrido por la ciudad y nos tomemos un respiro en alguno de los mesones que se encuentran en los bajos de esta singular plaza.
Del siglo XV datan las famosas Casas Colgadas de Cuenca, convertidas en monumento emblemático de la ciudad. En una de estas casas se encuentra el Museo de Arte Abstracto Español, considerado uno de los más relevantes de España. No muy lejos de allí podremos encontrar algunos buenos lugares para hospedarnos. Uno de estos lugares es el Parador de Turismo de Cuenca, un lugar ideal para el disfrute y una buena ocasión para saborear la buena cocina conquense en el restaurante del Parador, con sus platos típicos, entre los que destacaremos los siguientes: morteruelo (paté caliente), zarajos (tripas de cordero asada) y el guiso de bacalao, aquí llamado ajoarriero. Y para postre el alajú, que es una torta de miel, almendras e higos. En cuanto a los vinos, son muy conocidos los vinos con denominación de origen de La Mancha y el resolí, que es un licor que se elabora con café, corteza de naranja y azúcar.
Cualquier fin de semana encontraremos sin duda interesantes ofertas para montarnos una buena escapada a Cuenca. Incluso, una buena oportunidad puede ser aprovechar el próximo Puente de la Inmaculada o de la Constitución o la Navidad que se avecina ya, para lanzarnos a conocer y disfrutar de esa preciosa y mágica ciudad que es Cuenca.

Interesante  Visitar la Costa Cálida durante las próximas vacaciones de Semana Santa
Haz tu comentario en relación con Disfrutar del encanto de Cuenca y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Disfrutar del encanto de Cuenca o con Escapadas fin de semana hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Disfrutar del encanto de Cuenca? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: